Inicio > Articulos de Actualidad > ¿Adónde fue a parar la ‘confianza inversionista’?

¿Adónde fue a parar la ‘confianza inversionista’?

Carlos Tobar, Neiva, abril 14 de 2015

Si ha habido una falacia descomunal en la economía nacional, es la mal llamada ‘confianza inversionista’. Según los ideólogos y alzafuelles del neoliberalismo parroquial, nuestro país tenía una economía tan sólida que atraía –cual imán– la inversión extranjera. La verdad es que, no obstante, la cantidad ilimitada de prebendas y canonjías, que durante los últimos 20 años, a la sombra de la apertura y los tratados de libre comercio, se le otorgaron a la inversión de capital extranjero (libre circulación de capitales incluyendo los especulativos, exoneración de impuestos, tratamiento igual al del capital nacional, eliminación de la restricción a la remisión de utilidades, zonas francas, importación sin aranceles de maquinaria y equipo, contratos de estabilidad fiscal, etc.), a las primeras de cambio, están saliendo ‘como pepa de guama’ del mercado nacional. El Banco de la República, con información aún por consolidar, informa esta semana que la inversión extranjera directa disminuyó el 25% durante el primer trimestre de este año, siendo la disminución más significativa la de petróleo y minería, en el sector real de la economía, con un 11,9%, al tiempo que, la disminución en las inversiones de portafolio –deuda pública y acciones–, fue del 58.7%.

Bastó un sacudón, como la caída vertiginosa del precio de los commodities, especialmente del petróleo, acompañado del fortalecimiento del dólar y la expectativa del alza de intereses en activos financieros en dólares, para que los capitales ‘golondrina’ que medraban en el mercado nacional, empezaran a recoger sus pingües ganancias, para retornar a sus mercados de origen. En el clásico “indio comido, indio ido”. Mientras, los personajes de la élite gubernamental que tanto cacareaban con la confianza inversionista, “pagan escondederos a peso” para tratar de evitar dar explicaciones a un país que se quedó “sin el pan y sin el queso”. Porque lo más grave, es que los misterios dolorosos, ya llegaron. Después de feriar por dos décadas, muchos de los activos públicos y privados en la generación distribución y comercialización de energía, petróleo, gas y carbón, empresas industriales, comerciales y de servicios, sectores de la producción agroalimentaria…, ahora esos capitales extranjeros están devolviendo las utilidades a sus casas matrices. Para probarlo, revisemos la balanza comercial del año anterior: en el 2014 el déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos de Colombia, alcanzó una cifra del 5.2% del PIB –equivalente a US $19.783 millones– ¡Empezó a funcionar el dólar-ducto al revés! Ahora, como era de esperarse, una economía pobre como la colombiana, va alimentar con capitales creados en su mercado interno, preferencialmente, a economías ricas como la estadounidense o las de países europeos o asiáticos. Es importante señalar que la mayor parte de ese déficit proviene del pago de intereses y dividendos al capital.

Como corolario hay que decir que el desarrollo económico sostenible de cualquier país, se fundamenta en su capacidad de ahorro interno, en la formación de su propio capital, indispensable para la inversión en crecimiento. El presente y el futuro de Colombia, están comprometido por la política antinacional de las élites que nos gobiernan, que por ventajas y prebendas personales y de grupo, han permitido la hipoteca del desarrollo autónomo y soberano de la sociedad colombiana.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio