Inicio > Articulos de Actualidad > COP21: en juego el futuro de la humanidad

COP21: en juego el futuro de la humanidad

Carlos Tobar, Neiva, diciembre 1 de 2015

“…el cambio climático se ha convertido en una crisis existencial para la especie humana.”

Esto lo cambia todo, Naomi Klein, periodista canadiense

Como en una apuesta de ruleta rusa, nos estamos jugando la vida en la cumbre de las Naciones Unidas sobre el clima que se reúne en París desde el lunes 30 de noviembre pasado y hasta el 11 de diciembre. Y digo, que nos estamos jugando la vida todos los seres humanos que componemos la especie “más inteligente”, de las millones de especies que compartimos el planeta Tierra, porque de no llegarse a un acuerdo voluntario de los 195 países que integramos esa institución mundial para reducir, en un plazo prudencial, las emisiones de gases de efecto invernadero el calentamiento global llevará al colapso el ecosistema terrícola.

A esa conclusión, han llegado centenares y miles de científicos que, desde la década de los noventa del siglo pasado, vienen advirtiéndonos sobre los efectos catastróficos de un incremento sustancial del clima de la Tierra. El aumento de los gases de efecto invernadero: el dióxido de carbono, el metano, el óxido de nitrógeno…, es producido por el llamado “efecto antrópico”, es decir, la acción del hombre sobre los ecosistemas. La más nociva de las actividades humanas es el uso de combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas) que generan hoy el 85% de la energía que nuestra forma de vida demanda y exige. La otra es la destrucción de ecosistemas porque necesitamos carreteras, ciudades y agricultura.

Si permitimos que el calentamiento global alcance los 2° centígrados –por encima de los niveles preindustriales– a finales de siglo o antes, los efectos catastróficos por inundaciones o sequías extremas, huracanes o tornados de proporciones cada vez mayores, desertización de amplios territorios, etc., serán fenómenos de común ocurrencia. Hoy, después de los dos años más calurosos desde que se están tomando temperaturas, el incremento acumulado es de 0.8°, con el riesgo de que alcancemos el primer grado antes de lo esperado. Si la cifra es superior la catástrofe puede adquirir dimensiones aterradoras.

Los compromisos de la cumbre de París –COP21–, deben tener como eje el abandono, en un plazo de tiempo corto, del uso de combustibles fósiles y su remplazo por energías limpias y renovables como la energía nuclear, la hidráulica, la eólica, la solar, la de biomasa…A largo plazo, el cambio de hábitos de consumo con productos que utilizan el agua en proporciones que la humanidad no puede darse el lujo de admitir sin poner en riesgo la supervivencia de la especie, debe ser la meta por alcanzar.

La época que ha abierto el desajuste climático, uno de cuyos factores más negados es la pobreza engendrada por el sistema de producción imperante –la pobreza no produce sino desastres–, obligará a los seres humanos a revisar la forma de organización social que ha construido hasta el presente.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio