Inicio > Articulos de Actualidad > Colombia: el juego del hambre

Colombia: el juego del hambre

Stiven Vitola Zambrano, Sincelejo, marzo 1 de 2015

El juego del hambre es un best seller que ilustra sobre un gobierno tirano que domina 13 distritos sumidos en la pobreza; en ellos se trabaja la producción de alimentos, materias primas como carbón, oro y otros metales; para una ciudad parasitaria, capitolio del gobierno fascista, y como en toda dictadura se producen sublevaciones, el gobierno organiza un espectáculo donde los distritos ponen como carne de cañón a dos de sus miembros, para sobrevivir en un juego a muerte que programan cada año para “alegrar” al pueblo, levantando una cortina de humo con la competencia y el fervor del show, porque en realidad lo que buscan es evitar con esto la sublevación.

“Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia”, reza la expresión. Somos colombianos sumidos en la pobreza y en la miseria, gobernados por políticas extranjeras, impuestas al igual que en cientos de países, por medio de represión o por coacción económica; se nos llevan el petróleo, el oro, el carbón, todas las riquezas y hasta nuestros sueños.

A nosotros nos toca lidiar una vida con hambre, con un servicio de salud nefasto; existe una población activa con ganas de trabajar pero sin empleo, eso sí, muchos de ellos con una tarjeta de crédito que les da la sensación de “ricos”; o con un trabajo que los mantiene con una vida indigna, ya que la involución de nuestro país ha sustituido la industria por servicios y comercio, lo cual genera empleos con bajos ingresos, un campo desolado, una educación precaria, desventajosa, que muchos asumen como parte de su destino y como consecuencias se encuentran jóvenes que serán “el futuro del país” sin un futuro promisorio, sin sueños, sin poder ingresar a la universidad, sin conseguir trabajo, tentados por el crimen, viendo morir a familiares de enfermedades curables y para “arreglar” toda esta situación se flexibiliza la justicia, se crean leyes que no penalizan delitos menores; toda vez que pueda solucionarse el problema de hacinamiento en las cárceles, por cuanto lo presupuestado no permite crear nuevas penitenciarías, por eso se dejaron en libertad 7.000 presos, generando un mensaje de…“no estudies, el crimen paga”, y así mientras el pueblo vive en la jungla, sin leyes, sin educación y sin oportunidades de salir adelante, los usurpadores cuentan con calidad de vida, se llevan nuestros recursos, y profundizan el apartheid social y económico.

Por otra parte para poder mantener estas condiciones de sometimiento no solo se emplea la fuerza, sino que utilizan medios de comunicación masivos que desinforman y mantienen a las personas en un colchón tan cómodo que no les permite levantarse; se utilizan programas asistenciales como familias en acción, se celebran carnavales, certámenes de belleza, campeonatos de futbol, fiestas de todo tipo, mejor dicho, al pueblo se le da pan y circo.

Sin embargo después del festín y muy a su pesar se producen luchas sociales, de donde surgen hombres que se levantan contra aquellos que imponen leyes opresoras y se encargan de orientar al pueblo para que dejen el cómodo puesto del conformismo, donde se les ha obligado a estar bajo la diversión alienante, el miedo y el chantaje. Es así como en nuestro país aparecen dirigentes como el senador Jorge Enrique Robledo, quien ha abrazado desde su juventud ideas de resistencia civil, que ha batallado al lado de diferentes sectores, con los agricultores, obreros, estudiantes, docentes e industriales; exponiendo en la palestra pública, con la brillantez de su palabra, la descomposición existente en los gobiernos de turno, proveyendo información que ha permitido esclarecer el comportamiento por demás corrupto de la clase gobernante y hasta el confinamiento de algunos de ellos como es el caso de ex ministro Arias, lo que hace rehilar a quienes acostumbran a mal gobernar este país.

Al final de la película los dos protagonistas decidieron astutamente “morir” para acabar con el espectáculo, ya que si eso ocurría, el pueblo se sublevaría al no haber un ganador con quien celebrar; pero los organizadores del espectáculo se dieron cuenta de la estrategia y evitaron tal perspicacia.

En estos momentos para acabar con el espectáculo es necesario escuchar y seguir al senador Jorge Enrique Robledo, para quitar el velo placebo que mantiene el conformismo, alimentado con la desinformación de los medios masivos de comunicación y de esta forma votar por la dignidad de Colombia, eligiendo en las próximas elecciones a los candidatos de la lista que encabeza Jorge Enrique Robledo Castillo y de esta forma mantener el rumbo del POLO con el IV congreso.

PORQUE ESTE PAIS SI TIENE ARREGLO

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio