Inicio > Articulos de Actualidad > Como en el Metro, Peñalosa ignora estudios técnicos sobre Reserva Van Der Hammen

Como en el Metro, Peñalosa ignora estudios técnicos sobre Reserva Van Der Hammen

Juan Carlos Velasco, Bogotá, febrero 8 de 2016

Al estilo de Gustavo Petro, en la construcción de edificios residenciales sobre el humedal La Conejera, Enrique Peñalosa propone quitar a la Reserva Forestal Regional Productora del Norte de Bogotá Thomas Van Der Hammen su categoría de zona de especial protección para poder desarrollar sobre ella un gran proyecto inmobiliario.

CONSTRUIR SOBRE ZONAS PROTEGIDAS, NADA NUEVO.

A pesar de que durante el periodo electoral el alcalde mayor negó la intención de construir sobre la reserva, por obvias razones, luego de quedar electo ha sido enfático en su plan de construir viviendas para 300,000 personas sobre esta zona.

Pero no es esta, la primera vez que intenta desarrollar proyectos de tal envergadura sobre componentes de la estructura ecológica principal de Bogotá. En sus alcaldías pasadas, Peñalosa se propuso hacer del humedal Juan Amarillo – o Tibabuyes – ubicado en la localidad de Suba, una laguna artificial e hizo lo que estuvo en sus manos para que la CAR aprobara la construcción de 10,000 viviendas sobre lo que hoy es la Reserva Forestal Van Der Hammen. En el caso Juan Amarillo salió victorioso, pues hizo de gran parte del humedal una “piscina” - como lo llaman los habitantes de los barrios vecinos El Japón y Galán – arrasando con la fauna y la flora que en el se encontraba, mediante el retiro de 700,000 toneladas de lodos y tierras de alto valor biológico, la pavimentación del suelo y el aislamiento hídrico del rio a partir de la implantación de geomembranas.

En el caso Van Der Hammen fue derrotado luego de una ardua lucha que lidero la ciudadanía organizada en la Red de Humedales Bogotá y que fue respaldada por la CAR y el ministerio de ambiente. La solicitud hecha por Peñalosa recibió una negativa por parte de la CAR, decisión respaldada por el ministerio, que a su vez ordeno la implementación de un plan de manejo ambiental cuyo fin era reforestar la reserva y potenciar su riqueza biológica.

¿RESERVA VAN DER HAMMEN, UN POTRERO CON RELLENOS?

El alcalde Peñalosa ha insistido en la idea de que lo que la comisión de expertos del ministerio de ambiente y la CAR llamaron “reserva forestal regional productora”, es solo un gran potrero y que el desarrollo de construcciones permanentes sobre el, no generara impacto ambiental relevante.

Estudios realizados por el Instituto de Investigaciones Biológicas Alexander Von Humboldt en 2006 y por la Universidad Nacional en 2009 resaltan los diversos valores ambientales del humedal. Esta conectado con la estructura ecológica regional, forma parte de las 218 áreas de endemismo aviar del planeta – además de albergar 2 especies de mariposas nativas y nuevas para la ciencia-, contiene parte de los mejores suelos agropecuarios del distrito (tipo II y III) y juega un papel protagónico en la regulación hídrica de la zona norte de Bogotá.

Por esta razón, en 2014, la CAR expide un plan de manejo ambiental cuyo objetivo es garantizar la conectividad del ecosistema de la reserva Van Der Hammen, el Bosque Oriental de Bogotá y el Valle Aluvial del Rio Bogotá, además de preservar la fauna y la flora características de estos ecosistemas, sobre todo sus especies endémicas.

¿PUEDE PEÑALOZA CONSTRUIR SOBRE LA RESERVA?

Sin duda fue la lucha ciudadana la que evito la construcción del primer proyecto de Peñalosa sobre la reserva. Esta lucha esta soportada, no solo por los estudios realizados por importantes centros de investigación, sino por la ley y la jurisprudencia.

Frente al intento de construcción del año 1999 el ministerio de ambiente expide la resolución 475 del 2000, en contra de lo planteado por Peñalosa, en la que ordena a la CAR declarar como área protegida lo que hoy es la reserva forestal Van Der Hammen. A pesar de que el alcalde interpone diversos recursos frente a esta resolución, la sección primera de la sala contencioso administrativa del Consejo de Estado en sentencia del 11 de diciembre de 2006 falla a favor de la protección de la reserva y en contra del proyecto inmobiliario. Reitera que el articulo 10 de la ley 388 obliga al alcalde a respetar las directrices expedidas por las entidades del Sistema Nacional Ambiental (entre esas la CAR) a la hora de diseñar o modificar los planes de ordenamiento territorial. Además, el acuerdo 21 de 2014 expedido por la CAR (plan de manejo ambiental), que es determinante ambiental ò norma de superior jerarquía, prohíbe como regla general la expedición de licencias de urbanismo, permitiéndolas como excepción solo para casos en que la construcción sea compatible con el uso principal de la reserva. Esta excepción se presenta en proyectos para uso educativo e investigativo.

Seria necio de parte del alcalde, intentar ir en contravía de la ley ambiental, de la jurisprudencia del Consejo de Estado y sobre todo de los estudios técnicos de centros de investigación reconocidos a nivel internacional. Contrario sensu, es su deber incluir en el presupuesto el gasto de parte de los 205,000 millones de pesos que costaran los 23 proyectos aprobados por el plan de manejo ambiental de la CAR y que deberán estar terminados para finales del 2024., en vez de estar pensando pavimentar la reserva forestal.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio