Inicio > Tribuna Magisterial > Educación para el trabajo y para carne de cañón? O...

Educación para el trabajo y para carne de cañón? O...

Gildardo Quevedo, Villavicencio, abril 28 de 2015

En medio de mayor descrédito posible, el Presidente Santos tiene para jugarse la carta del magisterio.

Al parecer la imprudente ministra que viene del fracaso de su gestión en el SENA, no tiene la capacidad de engaño que se requería para que el magisterio soportara un año más de mentiras e incumplimientos.

El 2013 y 2014 con sendos acuerdos incumplidos, marcan el comienzo del fin de la credibilidad de amplias masas del magisterio y del país en el presidente Santos, quien actuaba entonces, imbuido del discurso de la paz, deseada por todos los colombianos sin distingos políticos, pero que ya muchos sospechan, la ha convertido en una carta del poker presidencial, para imponer al país medidas que en otro escenario sería muy difícil aplicarle a todos los colombianos.

A la educación, vías, hospitales, les aplica la fórmula de entrega a los operadores privados mediante las APP, alianzas público privadas, otro nombre para las desacreditadas concesiones.

Para la confianza inversionista rebaja impuestos a las transnacionales, reduciendo los ingresos del estado y en compensación le clava más impuestos al ciudadano común y libera la tarifa de los impuestos locales como el predial que en poco tiempo serán impagables.

Y el colmo, frente a la deseada paz, busca legalizar en el plan de desarrollo el envío de tropas al servicio de las guerras de ocupación de la OTAN, organismo en extremo guerrerista y colonialista, creado para mostrar el “lado amable” de la coalición de países ricos, cuya nueva doctrina reza, que los recursos naturales no son los países que los poseen, por ventura del albur de la naturaleza, dicen que los recursos naturales son de la humanidad y por supuesto, la humanidad son los que tienen el capital, la tecnología para extraerlos y los portaaviones para amenazar o invadir si fuese necesario, como ocurrió con Irak, Afganistán, Siria, Yemen, Libia y otros países africanos.

Aquí nos está ligando el presidente Santos a la suerte de los países que se han convertido en proveedores de carne de cañón para las guerras imperiales, entre ellas algunos países de Centroamérica. Los maestros no queremos este plan de desarrollo que privatiza la educación, no queremos que se continúe engañando al país con la historia de que el estado nada tiene que ver con el fracaso de la calidad.

No queremos una educación tan sólo para el trabajo de rebusque que ofrece la actividad extractivista de la minería y para ofertar carne de cañón a las guerras imperiales de estados unidos y la OTAN.

Queremos una educación integral, científica, que permita desarrollar nuestro país, pero para eso, se requiere dos cosas: 1.Soberanía Nacional 2. Abrir una caja de herramientas que el estado creó junto con FECODE en el año 1994, la ley general de educación, que luego negó con la normatividad que expidió reglamentándola.

Soluciones a la calidad si existen sin necesidad de importar modelos foráneos, pero desafortunadamente el gobierno no busca calidad, busca privatizar y para eso es necesario primero desacreditar la educación pública.

Queremos una educación para el desarrollo y la soberanía nacional como lo establece la Ley General de Educación.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio