Inicio > Juventud Patriótica > Organización Colombiana de Estudiantes OCE > El Banco Mundial orientó la privatización de la educación superior en Colombia

El Banco Mundial orientó la privatización de la educación superior en Colombia

Organización Colombiana de Estudiantes – OCE – Caldas, Manizales, septiembre 23 de 2014

Es sintomático el hecho de que sean los organismos multilaterales quienes más escriban sobre educación superior para los países del tercer mundo, de igual manera que a cada anuncio de reformas educativas por parte del gobierno de turno lo preceda un informe del Banco Mundial, o más recientemente de la OCDE; una revisión a la luz del informe preparado por el Banco Mundial en 1994 “La Enseñanza Superior. Lecciones Derivadas De La Experiencia” nos permitirá delatar que la actual crisis del sistema de Educación Superior no responde a la mala suerte de los colombianos sino a un calculado plan para desconocer el derecho a la educación y entregar a los estudiantes a la voracidad del crédito educativo.

En 1994 el Banco Mundial trazó una serie de “recomendaciones” al gobierno colombiano, entre ellas se destacan: 1- Establecer o aumentar la participación de los estudiantes en el costo de su educación y otras medidas de diversificación financiera, 2- crear un ambiente propicio para las instituciones privadas, 3- otorgar préstamos que permitiera a los estudiantes de escasos recursos cursar estudios superiores.[1] La materialización de estas recomendaciones sería el desvelo de nuestros gobernantes hasta el día de hoy.

De la desfinanciación de la Universidad Pública dan fe las mismas cifras oficiales, mientras que en el año 2000 el Estado aportaba el 82,6% del presupuesto de las Universidad para el 2014 aporta tan solo el 53% del gasto de las mismas, el segundo país de la región con mayor participación de las Universidades en su presupuesto, el desbalance ha sido compensado convirtiendo a las Universidades en mercaderes de la educación y recargando en las familias de los estudiantes altos costos de matrículas, de esta manera se cumplía el primer mandato del Banco Mundial. A pesar de los esfuerzos de las Universidades públicas del país, hoy tiene un déficit de 12,5 billones de pesos que el Gobierno se niega a admitir y asumir.

La segunda parte de la tarea consistía en “crear un ambiente propicio para las instituciones privadas” el cual debe ser visto en dos dimensiones, el primero de ellos es el número de estudiantes de educación superior que hoy se encuentran vinculados a Instituciones Privadas, en el caso de la absorción por Universidades es preocupante que uno de cada dos estudiantes se encuentre vinculado a Universidades privadas, pero la situación se vuelve alarmante si miramos la educación superior en su conjunto, en la cual hay 912.449 estudiantes en la educación privada contra 617.353 estudiante en la educación pública[2], tan solo un 40,3% de los estudiantes de educación superior del país están en una IES Pública; el segundo criterio que debemos tener en cuenta, es el de aquellos estudiantes que estando formalmente matriculados en una IES pública se encuentran materialmente bajo un régimen privado o “especial”, tal es el caso de los estudiantes de posgrados, pues los mismos se encuentran en programas autofinanciados o el de Universidades que para sobrevivir se ven obligados a ofertar pregrados con costos de matrículas especiales, un ejemplo fidedigno es el de la Universidad de Caldas donde entre 2007 y 2012 se crearon 39 programas y de ellos 37 eran programas especiales con matrícula fija. Por lo tanto no es posible saber en verdad cuántos estudiantes están hoy materialmente en la educación privada o autofinanciada.

Para cumplir con el tercer mandato, el de endeudar a los estudiantes colombianos para que fueran ellos quienes financiaran la Educación Superior, el Banco Mundial ha realizado dos grandes préstamos al ICETEX lo cuales han generado jugosas ganancias para el organismo multilateral, un ejemplo de esto es los términos en que se negoció el desembolso por $37 millones de dólares que el Banco Mundial le hizo al ICETEX en junio de 2008, en el mismo la corporación de crédito estudiantil se comprometía a que por cada dólar que recibía a un cambio $1728 pesos pagaría $2577 pesos, es decir por los $61.477 millones de pesos que recibió va a pagar $91.890 millones de pesos y aún más, pues sobre ese valor se comprometió a reconocer un interés del 9%[3]. Las deudas del ICETEX también se han utilizado para especular en el mercado secundario, a la Central de Inversiones (CISA) se le vendió parte de la cartera morosa del ICETEX que sumaba $15.656 millones pesos por solo $509.5 millones de pesos, menos del 4% del valor de las deudas[4].

Miles de estudiantes se ven obligados a endeudarse con diferentes organismos de créditos para financiar sus estudios, solo el ICETEX cuenta con 547.726 estudiantes “beneficiados”, entre 2012 y 2013 creció en un 14,4% el número de enganchados[5]. Ya se ha vuelto común saber de los atropellos del ICETEX con los créditos, inclusive cobrando intereses sobre intereses, como es el caso de Paula quien prestó 20 millones de pesos y terminó debiendo 82,5 millones de pesos, como lo dio a conocer el diario La República[6]. El éxito del ICETEX se debe a que el sistema de educación superior colombiano está conformado predominante por las clases populares, de hecho del 79,6% de los estudiantes provienen de núcleos familiares con ingresos iguales o inferiores a 3 SMMLV, y ante la privatización del mismo se ven en la obligación de hipotecar su futuro.

Cumplido los objetivos para estos 20 años, ha llegado la hora de llevar la educación a un nuevo nivel de mercantilización, es decir adecuarla al TLC con los EE.UU, en la que el Estado se comprometió a no restringir ninguna figura de asociación para prestar el servicio de la educación, es por eso que desde 2011 se viene hablando de Universidades con ánimo de lucro, mixtas y de alianzas público-privadas, y con el informe de la OCDE y el tan mal recibido “Acuerdo Por Lo Superior 2034” el gobierno traza la línea de profundizar en la diversificación de recursos, el bajo poder de decisión de la comunidad educativa en la Universidad y hasta plantea la posibilidad de cobrar un impuesto a los egresados de Universidades Públicas. Con lo anterior queda clara la justeza de promover la más enorme alianza en torno a la movilización por un sistema de educación público, científico y democrático.

Notas:

[1] La Enseñanza Superior, Lecciones de la Experiencia, pag. 97. Banco Mundial.

[2] El dato se obtiene de restar al total de estudiante de IES públicas el número de estudiantes del SENA en educación Técnica Profesional, Tecnológica y Especializaciones, por considerar que la misma no es educación superior sino educación para el trabajo. Datos de 2012.

[3] El mal negocio del Icetex. http://www.elespectador.com/noticia...

[4] Icetex vendió cartera de 15.546 millones por 500 millones de pesos. http://www.portafolio.co/opinion/bl...

[5] Informe de Gestión del ICETEX 2013. http://www.icetex.gov.co/dnnpro5/Po...

[6] http://www.larepublica.co/finanzas/... Créditos del Icetex, Una oportunidad que sale cara.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio