Inicio > Articulos de Actualidad > El Informe Echavarría

El Informe Echavarría

Duberney Galvis, La Tarde, Pereira, noviembre 24 de 2014

Explicaba Monseñor José Luis Serna en las movilizaciones cafeteras de los 90, para ilustrar lo que ocurría con la Federación y sus directivos: ‘que el cura sea malo no significa que se debe quemar la iglesia’. En contravía a este razonamiento, aprovechando la crisis y el merecido descrédito de los directivos de Federecafé, el Informe del Dr. Echavarría propone desmontar la institucionalidad.

Pero la historia de la humanidad enseña que en las relaciones económicas producción-comercialización, el comercializador tiene ventaja. Pocos le pueden comprar a muchos porque tienen más capital y son mejores clientes o socios de los bancos. En respuesta los productores se organizan y asocian; con esa lógica fue creada la Federación de cafeteros.

Este informe ansía dejar a 550 mil familias cafeteras y a los comercializadores nacionales en igual condición con Nestlé y Kraft Foods. Desproteger más al cafetero y arrojarlo al mercado donde quiebran los demás productores agrarios, y a la jauría bursátil. Ya Carlos Lleras Restrepo explicó cómo el mercado del café es un negocio donde predomina la oferta sobre la demanda y los intermediarios llevan la ventaja sobre la variable principal, el precio. Acá acabaron al puñado de hacendados y exportadores nacionales que tenían hegemonía en la comercialización externa a finales del siglo 19 y comienzos del 20. Ver “Principio y fin de la utopía de Sinforoso Ocampo y compañía” (Aurelio Suarez. 1996); reseña la bancarrota de los Jaramillo Ochoa, los Angel y Ocampo, eran financiados por casas comerciales extranjeras. La solución floreció con el Fondo Nacional del Café.

Atiza el Informe una contradicción artificial entre subsidios y bienes públicos. Rechaza el PIC, lo más aproximado actualmente a precio de sustentación, que ha introducido a la economía del eje cafetero cerca de $200 mil millones; pero promueven los robustas con recursos estatales. Erra al conjugar variables cafeteras como los arábicos mecanizados de Brasil con las laderas minifundistas de Colombia, o la subsidiada y veinteañera caficultura vietnamita, con costos por mano de obra a mitad de la colombiana -de costos crecientes y rentabilidad decreciente- y caficultura de un siglo ¿error involuntario?. Saben que son exigencias del TLC frente al tema (http://bit.ly/1B8Z9Sw), podían presentarlo quienes gobiernan a Colombia y defienden ese modelo, sin pagar $1.800 millones.

En síntesis el Informe Echavarría atiende necesidades de las comercializadoras transnacionales. Luego la garantía de compra mediante las cooperativas y las exportaciones con apalancamiento financiero del Fondo, exigen defender la institucionalidad. Sin duda urgen cambios, estos deben empezar por lograr que el productor gane más en la cadena.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio