Inicio > Articulos de Actualidad > En defensa del empleo y la industria en Caldas

En defensa del empleo y la industria en Caldas

Darío Arenas Villegas, La Patria, Manizales, octubre 30 de 2014

El auge industrial de Caldas, que se inició en las primeras décadas del siglo pasado, jalonado en gran medida por el desarrollo de la caficultura, hoy parece un espejismo. Las formulas aperturistas, aplicadas por igual a todas las actividades económicas, han generado que la industria y diversos sectores se encuentren hoy en una profunda crisis.

Desde hace varias décadas la economía caldense tomó un giro desafortunado. Se sustituyeron la creación de empresas, la generación de fuentes de empleo de calidad y la diversificación de los sectores de producción, por el sector de servicios, cuya expresión más clara son los call center, y por la inversión extranjera en áreas de impacto negativo para la producción y el empleo local, como la minería, los supermercados y las cadenas comerciales de materiales de construcción.

El viraje productivo del departamento se ha dado, por un lado, como consecuencia de las políticas de libre comercio, y por otro, por decisión de una clase dirigente que optó por descuidar a la industria local para abrirle espacio a inversionistas foráneos y para impulsar macroproyectos como los de San José, el TIM o Aerocafé, que han sido rotundos fracasos económicos y sociales, pero que le han significado magnificas utilidades a un minúsculo grupo de personas.

Esta postración es también el reflejo del estado de la economía nacional, indigestada con los TLC, como lo expresara José Antonio Ocampo. Entre 1992 y 2007 se cerraron 698 plantas industriales en el país[1], mientras el peso del PIB industrial frente al PIB total ha descendido progresivamente. Entre 1970 y 1986 el promedio del PIB industrial como porcentaje del PIB total fue del 21,8%, mientras que entre 2001 y 2011 alcanzó apenas un promedio del 14%[2]. Por estas razones, diversos analistas no han dudado en señalar que existe un acelerado proceso de desindustrialización en Colombia.

A pesar de la desfavorable situación nacional y a que en los últimos años se han cerrado empresas como Tejidos Única, Cementos Caldas, Pilas Varta, Bavaria y las fosforeras El Rey, Póker, Vulcano y El Viejo, entre otras, la actividad industrial sigue siendo un sector de importancia en el departamento. La industria manufacturera representó en 2012 el 12,7% del PIB departamental, siendo el tercer sector de importancia, y aportó el 14,9% del empleo, según datos del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo.

Ante este panorama, dejar a la industria caldense a merced de los vaivenes del libre comercio, privilegiar sectores como el de servicios o la minería, o pretender sustituir los empleos industriales por los de los call center, en los que la mitad de los empleados son subcontratados y el ingreso promedio es de un salario mínimo en Manizales[3], es apostarle a la precariedad y al atraso.

Preocupados por esta situación, diversos sectores académicos, sociales, sindicales y empresariales del departamento, han convocado el próximo jueves 6 de noviembre al Foro Por la Defensa del Patrimonio Público, las fuentes de empleo y el bienestar de los caldenses, en la Universidad de Caldas a partir de las 8 y 30 de la mañana. Esta será una oportunidad para evaluar el estado de la industria y el empleo en Caldas y para analizar la situación de empresas como la Industria Licorera de Caldas, a la que se viene marchitando progresivamente, MABE, en alto riesgo de desaparecer con el TLC con Corea que se empecina en firmar el presidente Santos, y de la CHEC, con salarios congelados, alta tercerización laboral y un lesivo proyecto de reestructuración.

Ante la negligencia de los gobernantes, debe existir un compromiso férreo por parte de todos los caldenses para proteger nuestro patrimonio y para defender un proyecto de región en la que se pueda generar valor agregado, producir conocimiento y otorgar condiciones dignas de trabajo. La tarea es luchar para seguir produciendo.

Notas:

[1] José Antonio Ocampo & Astrid Martínez. 2011. Hacia una política industrial de nueva generación para Colombia.

[2] Sergio Clavijo, Alejandro Fandiño & Alejandro Vera. 2013. La desindustrialización en Colombia.

[3] Stefano Farné. 2012. La realidad del empleo en la industria de los call centres en Colombia.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio