Inicio > Articulos de Actualidad > En defensa del paro profesoral

En defensa del paro profesoral

Eudoro Alvarez Cohecha, Villavicencio, abril 26 de 2015

Dramático el video de la profesora en que se le dirige a la ministra de educación y le enrostra su realidad salarial, después de haber hecho estudios de pregrado y maestría en su disciplina, además de ser trilingüe, consistente en menos de un salario mínimo, luego de descuentos de toda índole incluyendo el pago al Icetex.

320 mil profesores y profesoras de Colombia están en paro desde el 22 de abril, luego de un proceso de negociación durante el cual el gobierno ha dilatado y presentado fórmulas encaminadas a imponer más de lo mismo, reflejadas en lo propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo, en donde se marchita la educación pública a pesar de ser “cacareada” como uno de sus pilares fundamentales, incumpliendo el compromiso del presidente Santos, hecho en campaña, de incrementar el porcentaje del Producto Interno Bruto para educación en el 7.5%.

El sofisma de que la calidad de la educación depende de la evaluación, trata de desconocer factores determinantes, adicionales al ingreso de los maestros, desestimulante, pues son los empleados peor pagos del Estado. Para el gobierno no cuenta en este análisis el menor tiempo de estudio en virtud de la doble jornada, el hacinamiento de los niños en las aulas de clase, la desnutrición generada por el desempleo de los padres y la consustancial carencia de apoyos alimentarios, el deterioro y falta de mantenimiento de los edificios escolares, la eliminación del preescolar en la educación pública y su alto costo privado, la promoción automática que hace igual esforzarse o no , la inexistencia de programas de capacitación de los docentes, la negación de laboratorios o la obsolescencia de los existentes, la falta de accesos reales a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) o una salud cara y de mala calidad como la totalidad de los colombianos; la imposición de una jornada única que no cumple con los estándares mínimos para operar, sacrificando la calidad que se dice propugnar.

El descuido por la educación se refleja además con la violación de acuerdos firmados con Fecode como representante de los educadores colombianos y el impulso de una privatización que convierte a los maestros en empleados de operadores interesados principalmente en la ganancia, tercerizándolos, vía por la cual se les ofrece persistencia temporal en sus trabajos.

Las afirmaciones de la ministra, al decir que “si los educadores permanecen en paro, no negocio y no hay pago”, recuerda lo de “El tal paro agrario no existe”; se confunde el buen gobierno con la soberbia y el maltrato a los reclamantes y osan defender esas posturas en nombre de la democracia; paralelamente declaran su amor por los campesinos y por los niños: la desfachatez total!

“La educación universal, de alta calidad, pública y gratuita”, defendida por Fecode, es una condición del desarrollo nacional, que unida a los reclamos gremiales, hacen de la protesta magisterial una postura patriótica merecedora de ser apoyada por todos los estamentos de la nacionalidad.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio