Inicio > Articulos de Actualidad > Hay que encontrar nuevamente el rumbo

Hay que encontrar nuevamente el rumbo

Carlos Tobar, Neiva, junio 16 de 2015

El Huila está en la encrucijada. La economía regional lleva décadas de capa caída. No solo se disminuyeron sensiblemente los ingresos por regalías del petróleo (ha bajado el volumen de producción de barriles en los campos, sino que las regalías fueron recortadas sensiblemente en reformas sucesivas del régimen que las regula); hemos sufrido los embates de la guerra contra el narcotráfico, con todas sus secuelas de violencia y deformación económica y de valores sociales; los renglones económicos tradicionales: ganadería y agricultura, sobreviven en medio de penurias por costos de producción crecientes e incertidumbre en la comercialización; el desarrollo de la industria de generación de energía, con la construcción de dos grandes centrales hidroeléctricas, con sacrificio de miles de hectáreas inundadas –muchas de ellas las más productivas–, se ha hecho no solo violentando los derechos de miles de residentes, desplazados por las generadoras de energía, sino que, sus utilidades no benefician a los huilenses que hacemos el sacrificio, como si –con generosidad extrema– al capital extranjero. Las actividades comerciales que habían estado creciendo alimentadas por los recursos inyectados en la industria petrolera y la legalización de volúmenes importantes de dineros del narcotráfico y los dineros sucios provenientes de la malversación de recursos oficiales, especialmente de la salud, además de las inversiones del gobierno en la industria de la construcción, empiezan a ralentizarse.

En ese panorama de decaimiento creciente, el haber perdido el norte de nuestro desarrollo que debiera fundamentarse, si hacemos un lectura correcta, en las fuentes de agua, con las que nos favoreció – con generosidad– la naturaleza, para producir alimentos incorporando los conocimientos científicos recientes, y para aprovechar la generación de energía que sea segura y económica para pensar en serio en la industrialización de nuestra región. No hay que perder de vista que el problema principal que nos agobia es la falta de plazas de trabajo; una región donde el 70% de su fuerza de trabajo está desempleada o subempleada, está condenada al atraso y la pobreza.

Aquí, es fundamental el renacer de un liderazgo regional que tenga claro el norte, el camino por recorrer, una sociedad fundamentada en el trabajo duro y el conocimiento más avanzado en las ciencias y las técnicas, aplicadas a las actividades productivas donde tenemos oportunidades, para construir una sociedad incluyente. Ese liderazgo hay que buscarlo en las nuevas generaciones, en los miles de jóvenes que se han preparado en los distintos campos del saber y que están esperando una oportunidad para contribuir a la construcción del nuevo Huila. Para empezar, persistir en la superación del método de la violencia para dirimir las diferencias sociales y hacerle el quite al cáncer de la corrupción política y económica. Dos obstáculos que nos impiden ver el bosque de oportunidades que nos rodea.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio