Inicio > Articulos de Actualidad > Inocultable crisis de la nación afecta a Barrancabermeja como nunca

Inocultable crisis de la nación afecta a Barrancabermeja como nunca

Roberto Schmalbach Cruz, Diputado Polo Santander, abril 17 de 2016

Colombia una nación que se encuentra a tres años de cumplir doscientos de su independencia, no ha logrado salir de la crisis secular que la mantiene sumida en el atraso, la pobreza, la inequidad e iniquidad que la avergüenza ante el mundo entero. Y no podrá salir del estado de "maldad e injusticia grande" que padece en estricta acepción del significado de la palabra iniquidad, hasta que logre su soberanía. Sin autodeterminación Colombia seguirá siendo un país sometido a los designios de potencias extranjeras, como antes España la sometió, ahora, doscientos años después Estados Unidos igualmente la somete.

Y cada día peor, como lo prueba hoy la política que le impusieron a Colombia de dependencia económica de las exportaciones de recursos mineroenergéticos, de los que solo el petróleo representó el 94% de las 160 millones de toneladas cúbicas de sus exportaciones en el 2015, situación que impacta su economía cuando el precio internacional de este energético bajó de 107 dólares el barril de hace más de un año a una oscilación de 30 a 40 dólares en estos momentos. Lo que, sumado al alto grado de dependencia de las importaciones de bienes masivos con que se abastece la canasta alimentaria y otros bienes de consumo de la población comprados con dólar caro, hizo que la crisis se manifestara en los ingresos del tesoro nacional con una disminución de más de 19 billones de pesos y que ha llevado al ministro de Hacienda a ajustar sus finanzas en dos ocasiones en menos de dos meses. Como consecuencia de esta política dictada por los centros del poder financiero internacional, se dispara la inflación que reduce la capacidad adquisitiva de la gente, con que los productores y comerciantes también se afectan porque la demanda interna se contrae. Esta situación se agrava aún más por los TCL indiscriminados que el gobierno ha firmado con países que imponen sus condiciones como lo hacen Estados Unidos, por lo que Colombia se ha convertido en uno de los países de mayor vulnerabilidad ante la crisis económica mundial. El elevado déficit de la cuenta corriente de la Balanza de pagos cuyo monto asciende a 19.000 millones de dólares es la prueba fehaciente de la crisis, que el gobierno de Santos de manera contumaz se niega a reconocer.

Barrancabermeja por el desarrollo de su economía de enclave, por obvias razones es una de las ciudades más expuesta a la crisis actual y, los hechos hablan con una cruel realidad: el desempleo, la caída de las ventas del comercio, el cierre de negocios, la insolvencia de las empresas, el crecimiento de la cartera, los bajos ingresos de quienes mantienen aún los pocos puestos de trabajo, los despidos masivos, la incapacidad de pago de impuestos y el aumento de la delincuencia de todo tipo son las manifestaciones más evidentes de la crisis, situación que se llevará de contera la economía de Santander, si se tiene en consideración que más del 75% de su Producto Interno Bruto industrial proviene de la refinación y producción petrolera.

Si bien Barrancabermeja ha vivido épocas aciagas, nunca ha pasado una, de las condiciones actuales que desnudan una crisis estructural, precisamente por el mal manejo que los gobiernos nacional, departamental y municipal hicieron de la bonanza de los precios altos del petróleo. El gobierno del presidente Santos abandonó la ciudad a su suerte con la suspensión de la Modernización de la Refinería, el recorte de los ingresos de las regalías y el Sistema General de Participación, el aumento de los tributos por industria, comercio y predial, y la negación por intermedio de su ministro de Hacienda Mauricio Cárdenas de la emergencia social económica que todos los sectores de Barrancabermeja solicitaron al gobierno en su auxilio en estos momento de crisis. El exgobernador Richard Aguilar al igual que el exalcalde Elkín Bueno, con tal de obtener el beneplácito y las mieles del presidente de turno, consintieron todas la felonías que el gobierno de Santos se antojó contra Barrancabermeja. Y hoy, a ellos que tanto sirvieron a ese demonio y a la gente que cayó en su engaño de la reelección, a Santos le importan un pepino.

Pero el Puerto Petrolero, igual que Colombia, solo arreglarán sus centenarios problemas, cuando entre sus fuerzas que constituyen los trabajadores, empresarios y sectores democráticos se unan en un propósito de luchar de manera civilizada y pacifica por obtener una nación soberana y auténticamente democrática, solo así, ese día los colombianos tendrán el porvenir en sus manos. Por ahora hay que apretar el pulso para arrebatárselo a los vendepatria que vinieron por Isagen, vienen por Ecopetrol y más si se los deja. Solo unidos se podrán detener y vencerlos.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio