Inicio > Articulos de Actualidad > Justicia selectiva – justicia martillo

Justicia selectiva – justicia martillo

José Arlex Arias, La Verdad, Cartagena, septiembre 19 de 2016

El 7 de este mes, “El Consejo de Estado declaró la nulidad de la reelección del Procurador General de la Nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, al encontrar que se desconoció el artículo 126 de la Constitución Política… (que) consagra una prohibición que acarrea la nulidad del acto de elección, nombramiento o postulación de un funcionario que hubiere designado a sus electores, postulantes o familiares cercanos, en cargo que le corresponde proveer. En el caso concreto, el doctor Alejandro Ordóñez Maldonado efectuó los nombramientos de parientes de magistrados de la Corte Suprema de Justicia, órgano que lo postuló para su reelección. En vista de esas designaciones, la Corte Suprema no podía postular al doctor Ordóñez Maldonado, dada la prohibición del artículo 126 de la Constitución y el principio de igualdad que se predica del acceso a los cargos públicos. La decisión adoptada se tomó después de negar las recusaciones formuladas en contra de los consejeros Rocío Araújo Oñate, Stella Conto Díaz del Castillo y Alberto Yepes Barreiro, y de negar también la solicitud de reintegración de la magistrada María Elizabeth García González, quien se había declarado impedida en el curso del proceso. Otros cargos formulados en las demandas no prosperaron”, reveló el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

A esta decisión se llegó después de casi cuatro años de dilaciones, como consecuencia de los “recursos leguleyos” que Ordóñez impetró para amarrarse a la silla que utilizó para impartir una justicia dogmática, cimentada en creencias religiosas, y selectiva para golpear a los sectores demócratas que no hicieran parte de sus creencias. El Procurador tiró una cortina de humo con el objetivo de victimizarse: “Se acaba de cumplir el primer pacto de La Habana: la expulsión del Procurador”, dijo. Fuera demasiado grave que la justicia se moviera al vaivén de ese acontecer político, pero lo que sí debemos tener certeza es que la justicia obedece al tipo de Estado que gobierne a la Sociedad, y el colombiano tiene una justicia que el parroquiano denomina: “la justicia es pa’ los de ruana”. Esto es palpable en el favorecimiento en los fallos para quienes tienen más plata, en la graduación de sus penas, en las suntuosas “casa por cárcel”, en el alto grado de impunidad y en la justicia selectiva.

Sobre la justicia selectiva, Ordóñez la aplicó como un martillo contra la oposición, tanto de la mano del senador Uribe, como en consonancia con el presidente Santos cuando este fue ministro del primero. Este trío Uribe-Santos-Ordóñez seleccionó las personas a golpear: a quienes tuvieran connotaciones de izquierda como a los integrantes del Polo Democrático, partidos y grupos poblacionales minoritarios, con cargos infundados y de “mala leche”, propicios para estigmatizarlos. Pero resulta que el sustituido Procurador no fue tan diligente en su actuación con dirigentes políticos de la derecha sobre los que recaen graves pruebas de su accionar. En columnas publicadas en este espacio: “La justicia selectiva como poderosa arma política”, de mayo 9 de 2011, y “Colombia: democracia de papel”, de diciembre 16 de 2013, alerté sobre la actitud del señor Ordóñez de poner: ¡la justicia como un martillo para la selección política!

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio