Inicio > Articulos de Actualidad > La bancarrota de Ecopetrol

La bancarrota de Ecopetrol

Carlos Tobar, Neiva, enero 19 de 2016

Da grima la situación actual de Ecopetrol la empresa emblemática por antonomasia de los colombianos. Ayer, luego de que la calificadora de riesgo Moody’s rebajara su calificación crediticia a Baa3, el valor de la acción cayó a $881; una cifra irrisoria si la comparamos con el precio que tenía en mayo del 2012 cuando llegó a valer $5850 o, incluso con el precio de venta cuando se ofreció por primera vez al mercado de valores, en agosto del 2007, que fue de $1400.

Los oficiosos defensores de los malos gobernantes que tenemos dirán que la causa es la crisis mundial del petróleo y, en parte tienen razón. Pero no toda. Detrás de este despiporre está la política equivocada de privatización y desmembramiento que los sucesivos gobiernos neoliberales –desde César Gaviria–, han venido aplicando en Ecopetrol. Con el argumento de que el Estado es mal administrador –idea que vendieron en campañas orquestadas desde los grandes medios de comunicación, obsecuentes con el régimen– se dedicaron a feriar el patrimonio de los colombianos, construido con el ahorro de generaciones que sacrificaron parte de su presente para que las generaciones futuras disfrutáramos de esos bienes comunes. Así, liquidaron a menos precio Telecom, Puertos de Colombia, empresas de servicios públicos domiciliarios, bancos…, ahora Isagén, y en buena medida Ecopetrol.

A Ecopetrol, la fueron despedazando en una tarea sistemática orientada a postrarla para, después, poder feriarla a su antojo. Primero, le separaron las reservas petrolíferas y de gas al transferir el manejo de las áreas de explotación potencial a la Agencia Nacional de Hidrocarburos-ANH; acto que fue como quitarle el corazón a la empresa petrolera nacional. Luego, transfirieron parte importante de los activos al entregar los oleoductos y poliductos a la empresa Cenit; que fue como entregar los brazos y piernas de un cuerpo, dejándola minusválida. Hicieron todos los esfuerzos para desprenderle las refinerías, tarea en la que fracasaron porque pudo más la ambición de la corrupción oficial que los negocios con el capital extranjero –la refinería de Cartagena terminó costando 4 veces más de lo originalmente presupuestado, hecho que llevó al retiro del socio extranjero–. Paralelamente, tercerizaron funciones y tareas propias de la naturaleza de la empresa, incluso las misionales, para debilitar la fuerza obrera organizada en la USO, el valeroso sindicato que se ha opuesto a la pérfida intención gubernamental de entregar la empresa al gran capital.

Esta es el cascarón de empresa que ha tenido que lidiar con la más grave crisis de la industria petrolera y de gas del mundo, que ha llevado al desplome de los precios a límites no imaginados a causa de la sobreoferta mundial. Que un cuadripléjico aguante al descampado los embates de un huracán, no puede caber sino en la mente enfebrecida de un mal jugador de póker.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio