Inicio > Tribuna Magisterial > ¡La crisis está! ¿Y el magisterio?

¡La crisis está! ¿Y el magisterio?

Oscar Ruiz, Bogotá, febrero 24 de 2016

Después de la gigantesca movilización protagonizada por el magisterio en 2015, cuyos resultados siguen siendo legítimamente objeto de análisis y discusión en muchos espacios, pero que indiscutiblemente demostró la fuerza del sector educativo y desnudó las mentiras gubernamentales, resulta necesario echar un vistazo a la situación del país y de Bogotá, como laboratorio de muchas de las propuestas del gobierno.

Asistimos a una profundización de políticas neoliberales contrarias a los intereses de los colombianos, en medio de una grave crisis económica, que nos acaba de sorprender con un recorte en el presupuesto de 6 billones para el 2016, hecho en medio de su ejecución, recorte que se suma al proyectado desde el 2015 de aproximadamente 4 puntos de la inflación causada. A lo anterior hay que añadirle el incremento desproporcionado de la deuda externa como producto del alza en el precio del dólar.

Como es habitual, las crisis del capitalismo no se resuelven perjudicando las exorbitantes ganancias del gran capital, sino descargándolas sobre los hombros de las clases medias y bajas reduciéndoles el presupuesto que financia aspectos fundamentales como agua potable (reducción del subsidio al mínimo vital), el salario y el acceso digno a la justicia, la salud y la educación. Pierde también el patrimonio público, con la privatización de empresas estatales estratégicas como Isagen y otras, como la ETB y Ecopetrol, hoy en la mira.

Juan Manuel Santos, alias “Juampa”, ha anunciado una reforma tributaria que responde a las orientaciones de la OCDE, con otro aumento del IVA, que gravará más productos de la canasta familiar, y otro incremento de la base gravamen del impuesto de renta, que afectará al magisterio de ambos estatutos.

En Bogotá la situación no es mejor. Se anuncia un nuevo recorte al presupuesto de los hospitales públicos. Ya se decretó un alza injustificada en el pasaje del transporte masivo y se está persiguiendo a los ciudadanos que viven de la economía informal, dos de las acciones del alcalde en el arranque de su gestión. Y está empeñado en destruir las reservas ambientales.

En el caso educativo, tanto la nación como el Distrito se empeñan en imponer la denominada jornada única sin ofrecer las condiciones necesarias para ello. Se suprimen cursos generando hacinamiento, no hay dotación de restaurantes escolares, no existe sustentos claros alrededor de las reformas curriculares que dicha modificación requiere si lo que se busca en verdad es calidad educativa, se suprimen plazas docentes en las instituciones y paralelo a ello se anuncia con bombos y platillos la irrisoria contratación de 500 docentes en Bogotá para atender 143.000 estudiantes, sin embargo la resistencia de las comunidades educativas ha logrado frenar la imposición de dicha jornada, tal es el caso del colegio Tomas Carrasquilla y la lucha que se libra en el Manuel Cepeda.

Se continúa con la modalidad de colegios en concesión y contratando colegios privados mientras desciende la matrícula en el sector oficial. El servicio de salud para maestros es cada vez peor y los entes gubernamentales parecen hacer caso omiso a las permanentes reclamaciones de maestros, y como si fuera poco, el Ministerio de Educación ha hecho conocer un proyecto de resolución que reglamentaría el decreto 1278, que representa un ataque a la carrera docente, al crear la “carrera especial”, generando mayor inestabilidad, quita autonomía a los entes territoriales en la provisión de cargos y viola acuerdos previos con Fecode.

Es por ello que en medio de esta situación el papel del magisterio resulta determinante en las luchas que se avecinan. Construir unidad a partir del debate abierto y franco en búsqueda permanente de la unidad, entendiendo los sindicatos como organizaciones de los trabajadores necesarias para articular y encabezar la resistencia al modelo, ha de ser la consigna, con las diferencias naturales que allí pueden y deben haber. Es hora de dejar atrás las posiciones de apatía e inmovilidad.

Vamos todos al Paro Nacional del 17 de marzo

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio