Inicio > Articulos de Actualidad > La máscara de palo

La máscara de palo

Francisco Torres Montealegre, Secretario de Relaciones Internacionales de Fecode, Bogotá, marzo 20 de 2015

El presidente Juan Manuel Santos, afamado jugador de póker, es el hombre del rostro impasible. En los últimos meses ha tenido que recurrir todavía más a esas facciones de palo para darle a los colombianos la sensación de que aquí no pasa nada, pese al derrumbe de su castillo de naipes levantado sobre algunos deleznables pilares: la bendición de los TLC, la rauda locomotora minera, la inversión extranjera y la flotante tasa de cambio.

Como quiera que no se conquistó el mundo sino que nuestras exportaciones se hundieron y se hundirán aún más, tanto las mineras como las industriales y agrícolas, que sucumben a la real maldición de los tratados; dado que las importaciones de todo, entre ellas millones de toneladas de alimentos, cada día se acrecientan al abrigo de los tratados; en razón a que el capital extranjero huye con sus ganancias y el peso se devalúa como sí cayera en un agujero negro disparando la deuda externa y los precios de los bienes importados, el doctor Santos juega cartas de ínfimo valor como sí tuviera manos ganadoras para ocultar tanto la derrota de su política como las medidas que va tomando contra los colombianos.

En el terreno educativo busca engañar con cañazos: su Gobierno se asienta y crece en el apoyo decidido a la educación; los maestros, según él, son causa de sus desvelos; los estudiantes, no todos, solo aquellos que su propaganda bautizó con exclusividad como ’pilos’ entran al paraíso de la equidad gracias a unos pocos créditos condonables, suerte de espadas de Damocles que penden sobre sus cabezas.

Lo malo para el presidente de la República es que la realidad, señora de rostro férreo, lo va dejando sin cartas: la historia de que su Gobierno iba a devolver la jornada única se convirtió en cuento chino hasta el punto que de millones de estudiantes se redujo a trescientos mil este año, sin infraestructura, con unos almuerzos que dan ganas de llorar y con maestros por horas extras o tercerizados; los maestros ’taquilleros’, admirados y considerados por todos, empezando por su Gobierno, se encontraron con la puerta cerrada del Ministerio cuando fueron a entregar su pliego en el cual piden que Santos cumpla la ley que juró defender y los acuerdos con que se comprometió solemnemente; y los estudiantes ven como se caen a pedazos colegios y universidades públicas, estas últimas sometidas al ultimátum de créditos, se quedan sin profesores como sucede en la Nacional, y se les vende como futuro la educación ’terciaria’, eufemismo privatizador y empobrecedor.

La insistente cuestión que debe estar surgiendo en la cabeza de mistificador del doctor Santos es cómo va a convencernos, al mismo tiempo, que estamos entrando blindados a la tierra prometida, y que se debe recortar el presupuesto de funcionamiento y de inversión, acabar con el derecho a pensionarse yaceptar un diluvio de impuestos y de quiebras de la producción nacional. Tarea nada fácil como se vio en la patética presentación del Ministro de Hacienda de una pequeña inversión en la carretera a Villavicencio como si se fuera a empezar la construcción de un canal interoceánico. Tarea nada fácil convencer a los transportadores de que con combustible caro y peajes aún más caros ya están en el paraíso de la OCDE, pero en paro. O a los indígenas. O que se está formalizando el empleo mientras el Gobierno es el architercerizador, empezando por el Ministerio del Trabajo. O que el Plan Nacional de Desarrollo es de desarrollo y no el vademécum del atraso y la pobreza O que, bueno, tantas cosas, algunas humildes y entrañables como el arroz, cuyo precio está por las nubes.

Más no será él quien acepte que engaña a diestra y siniestra. Tendrán los trabajadores, los productores nacionales, los maestros y los indígenas, que enfrentarlo arrancándole la careta detrás de la cual se oculta.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio