Inicio > Juventud Patriótica > Organización Colombiana de Estudiantes OCE > La nefasta política educativa de Santos II: El Plan de Desarrollo 2014-2018

La nefasta política educativa de Santos II: El Plan de Desarrollo 2014-2018

Diego Cortés y Jefree Forero*, Bogotá, febrero 28 de 2015

El Plan Nacional de Desarrollo, PND, 2014-2018 del Gobierno Santos, que fue presentado al Congreso de la República hace dos semanas [1] señala a la educación como eje central de la política del cuatrienio. Pero lo consignado en el documento corrobora lo que múltiples sectores han denunciado desde su llegada a la presidencia: Juan Manuel Santos profundizará la privatización en la educación pública, violentará la autonomía universitaria, impondrá un modelo flexible (más barato) en contravía de la calidad y se desprenderá aún más de la responsabilidad que tiene el Estado de financiar adecuadamente la educación superior pública.

De 825 páginas que componen las Bases del PND, en menos de 7 páginas se menciona la propuesta del Gobierno sobre educación superior, amoldada a las disposiciones que fueron planteadas en el Acuerdo por lo Superior 2034 y en las Evaluaciones de políticas nacionales de Educación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, OCDE. Bajo el discurso de Colombia “el país más educado de América Latina en 2025”, el Gobierno señala como factor principal la necesidad de “expandir aún más las coberturas en todo el sistema” (p. 73), insistiendo en la política de exigirle más a las instituciones, pero sin un suficiente aumento de presupuesto.

La propuesta de “Financiación para el acceso a la educación superior” se descompone en dos direcciones:

1) “Financiación de la demanda”, donde “el acceso con calidad a la educación superior se promoverá a partir de una oferta considerable de créditos condonables, tanto para programas técnicos y tecnológicos, como para programas universitarios” (p. 310), que es la vana propuesta anunciada por Gina Parody de 10.000 “becas” que resultaron ser 10.000 nuevos créditos condonables con el ICETEX, además de insuficientes al compararlos con los más de 688.000 estudiantes que se gradúan anualmente de educación media [2];

2) “Financiación de la oferta de educación superior”, que no es la esperada entrega de mayores recursos a las instituciones de educación públicas como lo ha demandado la comunidad académica, sino ampliar las formas de endeudar a las instituciones educativas para “realizar inversiones de infraestructura y en la formación de docentes”, todo por intermediación de los bancos de segundo piso, como la Financiera del Desarrollo Territorial (Findeter), el Fondo de Desarrollo de la Educación Superior (Fodesep) y el ICETEX (p. 84). Es decir, recursos privados y condicionados para la educación pública y recursos públicos para la educación privada.

Para complementar el modelo de insuficiencia presupuestal, Juan Manuel Santos impulsa una propuesta que privilegia el “sistema de educación terciaria”, flexibilizando a raja tabla los pensum de las distintas instituciones para acelerar el tránsito entre educación media, educación para el trabajo, técnica, tecnológica y universitaria, ignorando las notables diferencias y naturaleza de cada una. El propósito de esta medida es abaratar el gasto en educación y promover un modelo de baja calidad que permita un tránsito exprés entre la educación mediocre y los trabajos con salarios de hambre.

Con el fin de amoldar la educación a las exigencias del modelo al servicio del capital extranjero que se ha impuesto en Colombia, el PND menciona la “implementación del Sistema Nacional de Cualificaciones”, donde el Ministerio de Educación, en conjunto con el Ministerio de Trabajo, pretende focalizar la oferta educativa hacia las necesidades del mercado laboral, relegado a la educación para sectores reprimarizados y de servicios en el país, sin apuntar a ofrecer la educación que se necesita para desarrollar los sectores agrícolas e industriales de Colombia. Se trata de una propuesta para un país sometido a intereses extranjeros donde el desarrollo y el mejoramiento de las condiciones de vida no son la prioridad. Que el PND plantee la importancia de la educación para adecuar “los procedimientos e instrumentos (…) así como la transformación de la cultura y visión de las instituciones, organizaciones y personas que lo conforman”, con el fin de cumplir 230 instrumentos del “Memorando Inicial de la OCDE” son muestra absoluta de esta política antinacional.

El PND 2014-2018 debe poner en alerta roja a la comunidad académica y los sectores democráticos del país. En su segundo gobierno, Santos está por profundizar la entrega de la educación superior a la lógica mercantil, dependiente del capital financiero, de baja calidad y al servicio de las imposiciones internacionales. El Gobierno Nacional reitera las reformas que trató de imponer en el año 2011, y que afortunadamente fueron impedidas por la Mesa Amplia Nacional Estudiantil, MANE. El 2015 es un año decisivo para el movimiento estudiantil, las cartas están puestas: con un Gobierno desenmascarado y un estudiantado que además de protesta tiene una propuesta que sí plantea las transformaciones necesarias para que en Colombia exista educación pública, autónoma, de calidad y como derecho fundamental.

* Diego Cortés Valencia/ @DiegoCortesV

Jefree Forero Martínez/ @JefreeForero

Representantes Estudiantiles Facultad de Ciencias Económicas / @AvanzaUN UNIVERSIDAD NACIONAL DE COLOMBIA

NOTAS:

[1] DNP. Bases del Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018. https://colaboracion.dnp.gov.co/CDT...

[2] Arenas, Darío (@darioarenasv). La farsa de las 10.000 becas. http://www.lapatria.com/columnas/13....

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio