Inicio > Juventud Patriótica > Las deudas de la Universidad Nacional

Las deudas de la Universidad Nacional

Ximena Canal Laiton, Bogotá, febrero 8 de 2015

Hace unos meses el Consejo Superior Universitario de la Universidad Nacional, con el supuesto fin de solventar la crisis de infraestructura que afronta, aprobó un cupo de endeudamiento con el FINDETER por $200.000 millones de pesos, alrededor de la séptima parte del presupuesto anual de la Universidad, con base en los ingresos futuros de la exigua Ley Estampilla Pro UN (1).

Quienes hacemos parte de la Sede Bogotá hemos visto cómo el congelamiento presupuestal no ha permitido una inyección suficiente de dinero en infraestructura desde hace más de dos décadas; como estudiantes sentimos sus consecuencias. Y por esto somos quizás quienes más comprendemos la necesidad de reparar y adecuar nuestro Campus, que tiene a casi el 5% de sus edificios en estado de ruina y el 56% en alto grado de vulnerabilidad (2)

Pero en el endeudamiento como “salida” hay riesgos que se deben evaluar. Fue el decano de la Facultad de Ciencias Económicas el primero en expresar su preocupación afirmando que “no es seguro que los ingresos por Estampilla puedan cubrir las obligaciones de pagos y puede ocurrir que sea necesario acudir a otras fuentes de recursos”: con el Findeter se abre la puerta a que la Universidad se endeude con otros bancos de capital privado incluso para cubrir los pagos del préstamo inicial. De esta forma, y al igual que sucede con el manejo de la onerosa deuda pública en el país, la Universidad podría quedar adicta al endeudamiento bancario para sufragar su presupuesto ordinario, ya que el Estado seguirá reduciendo los recursos para mantenerla y la deuda dificilmente será pagada.

A la inaceptable idea de endeudar una universidad pública, se suma la forma reprochable en que se hace en la Universdad Nacional. Liliana Castañeda, representante estudiantil ante el Consejo Académico, demostró que en las fichas técnicas del préstamo los montos a pedir están muy por encima del costo real de los proyectos; por ejemplo, para el edificio de la Facultad de Artes se solicitan 38.000 millones de pesos más de lo que dicta el Plan de Obras (3). Dichas anomalías aún no han sido explicadas.

El “Acuerdo por lo Superior 2034” y el Plan Nacional de Desarrollo 2014-2018 son los faros de la política educativa de Juan Manuel Santos y Gina Parody. En estos documentos, que aspiran a ser norma, se ha planteado que el endeudamiento será el mecanismo financiero principal de la educación, tanto para estudiantes como para instituciones. Entregando abiertamente la educación como nicho de negocio lograrán su cometido de fortalecer los bancos mientras terminan de asfixiar con deudas a las universidades públicas, los estudiantes y sus familias.

Lo que pasa hoy es clara muestra de la apuesta del Gobierno. El presupuesto del Estado que debería ser destinado a educación, dentro del cual se encuentran nuestros impuestos, está siendo desviado hacia los fondos de crédito. Así, para endeudar estudiantes se aumenta el presupuesto del ICETEX y se crean demagógicos programas como el de los 10.000 créditos-“beca” recién entregados; y para endeudar instituciones, se imponen directivas en las universidades públicas que lleven a feliz término las propuestas del Gobierno. Las directivas de la Universidad Nacional harán de ella la primera piedra para el endeudamiento del sistema de educación superior en su conjunto. La comunidad universitaria debería asumir una alternativa en la designación de Rector del mes de marzo.

El abandono financiero ha llegado a afectar la excelencia académica, orgullo de toda una comunidad que ha resistido a estas y otras burlas del Gobierno Nacional mientras las directivas guardan silencio. Estamos en un punto definitivo. La Universidad Nacional y la educación pública colombiana necesitan de una comunidad universitaria y unas directivas valientes y consecuentes que no se dejen burlar, que no pongan en riesgo la estabilidad de la Universidad; sino que por el contrario, sean capaces de exigir la financiación estatal adecuada y necesaria para tener una educación de calidad y al servicio de los intereses nacionales.

Notas:

(1) Carta abierta al Consejo de Sede: http://ocecolombia.co/carta-abierta...

(2) Último informe de la Dirección de Infraestructura: http://on.fb.me/1r9B6id, http://on.fb.me/1v5eta2,

(3) Acerca del proyecto de Ley 018 de 2013, Liliana Castañeda (Archivo)

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio