Inicio > Articulos de Actualidad > Las inclemencias de El Niño

Las inclemencias de El Niño

Carlos Tobar, Neiva, enero 26 de 2016

En esta semana, varias noticias de la región han puesto de manifiesto que el fenómeno de El Niño nos está afectando en materia grave. Las pérdidas de 700 cafeteros de Elías, los cultivos quemados de cacao en Rivera y la disminución del área sembrada de arroz en Campoalegre por escasez de agua, son tres ejemplos de los muchos impactos ambientales que se están extendiendo como plaga por toda la geografía regional. La escasez de agua y las altas temperaturas causadas por el fuerte y atípico verano es la constante en el país y en el Huila. Ver como desaparecen nacederos, humedales, riachuelos, quebradas y hasta ríos, o se reduce el caudal, hasta límites inimaginables, de ríos como el Magdalena y el Cauca, impacta a cualquier observador juicioso o desprevenido.

Lo que no se ha podido entender es que estos fenómenos de grandes variaciones climáticas han llegado para quedarse. No son hechos ocasionales, por el contrario, fenómenos como La Niña o El Niño son alteraciones climáticas extremas que se van a seguir presentando en periodicidades cada vez más cortas y con intensidades cada vez más fuertes. Recordemos que en los años 2010 y 2011 la emergencia invernal destruyó buena parte del país; ahora la sequía 2015-2016 tiene sediento al país. Este tipo de fenómenos a los que debemos sumarle los deshielos de las zonas de nieves permanentes o la mayor cantidad de huracanes, tornados y tifones, son causados por el calentamiento global. Un proceso de calentamiento del clima de la tierra causado por la gran cantidad de gases de efecto invernadero –dióxido y monóxido de carbón, metano, etc. –, que la sociedad humana moderna ha venido produciendo desde que el carbón, el petróleo y el gas se convirtieron en la fuente predominante de la generación de energía. Es la era de los combustibles fósiles, usados por el hombre para construir la sociedad industrial contemporánea con sus fábricas; equipos de transporte en tierra, mar y aire; cultivos industriales con abonos con base en carbono y, en general una economía que depende para su funcionamiento de esas fuentes energéticas que hoy sabemos son letales. Los gases de efecto invernadero se instalan en la atmósfera impidiendo el retorno al espacio de parte de los rayos solares que, al ser retenidos incrementan la temperatura de La Tierra.

La gran batalla de la era histórica que se abre es por descarbonizar la sociedad. Hacer la transición energética a fuentes amigables con el medio ambiente donde alternativas como la energía solar, eólica, hidráulica, de biomasa, etc., nos permitan parar y reducir la emisión de gases de efecto invernadero so pena de poner en riesgo la sobrevivencia de la especie humana sobre la Tierra. No es una batalla fácil porque al frente están varias de las más grandes empresas multinacionales del mundo. Las empresas petroleras y de gas o las empresas de carbón que llevan años negando el cambio climático y que fueron derrotadas en los acuerdos de París de finales del año pasado. El gran triunfo de la COP21 de la ONU sobre el cambio climático fue, precisamente, el reconocimiento de los 195 países que lo conforman de que la meta es descarbonizar la economía mundial. Ahora, nos toca ponerle mayor velocidad a esta tarea, la más urgente de toda la historia humana.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio