Inicio > Tribuna Magisterial > Los caminos de la privatización

Los caminos de la privatización

Tribuna Magisterial, Bogotá, agosto 29 de 2014

El Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos establece la privatización de la educación. Es el elevamiento de esa política sobre cualquier consideración y el perfeccionamiento de lo que se viene haciendo desde que comenzó la Apertura Económica y la Constitución de 1991, volvió a la sociedad y los padres de familia corresponsables del financiamiento de la educación.

La fallida reforma a la educación superior, derrotada por la lucha estudiantil, introducía el ánimo de lucro. Los préstamos por medio del ICETEX se han convertido en otra herramienta de privatización en la medida en que esos recursos van a los bolsillos de la universidad privada. La ampliación de la matrícula en las universidades públicas sin aumentar los recursos estatales ha conducido a su creciente privatización.

En la educación preescolar, básica y media el proceso de privatización avanza por un entramado de caminos:

Los colegios en concesión, construidos y dotados por el Estado y entregados al sector privado. Desde que este modelo comenzó en Bogotá con Peñalosa no ha cesado la construcción y contratación a lo largo y ancho del país. Y ahora Petro, dizque el defensor de lo público, está determinado a prorrogar en el Distrito los contratos privatizadores.

Los colegios privados contratados que reciben estudiantes pagados por el Estado.

Los bancos de oferentes para que el sector privado maneje escuelas públicas en zonas rurales y urbanas so pretexto de insuficiencia en la planta docente.

El programa de Cero a Siempre, mediante el cual se entrega la educación preescolar a empresas privadas por medio de contratos con el ICBF.

La proliferación de formas desescolarizadas para sacar de los establecimientos educativos públicos a cientos de miles de niños y jóvenes con el señuelo de títulos exprés.

La Jornada Única, cuyos pasos iniciales se han dado en Bogotá bajo el Gobierno de Petro, con el programa 40 por 40, con la modalidad de profesores contratados con diversas empresas privadas para cubrir las diez horas de esa jornada extendida.

Santos en su segundo período pisa hasta el fondo el acelerador al proceso privatizador. Y lo hace con su característico método del engaño. La promoción de la Jornada Única como la bandera principal de su política "Colombia, la más educada", es el ejemplo más refinado ¿Puede resistir un análisis serio la pretensión de colocar el país a la cabeza de América Latina sin un enorme aumento de los recursos, sin un ambicioso plan de construcciones escolares y mejoramiento de la dotación, sin el aumento de la planta de personal y el reconocimiento de salarios profesionales, sin autonomía educativa, sin tener cómo perfil impartir una educación científica?

O para decirlo de otra manera, ¿es posible convertir a Colombia en la más educada manteniendo y refinando la promoción automática, imponiendo a la brava planes de estudio contrarios al conocimiento de lo más avanzado, acabando con la enseñanza de la historia y la geografía, con las pruebas Saber, con los colegios sabatinos, con los estándares y competencias, con los colegios convertidos en empresas, con una educación inicial por fuera del sistema educativo?

En síntesis, ¿con el mantenimiento y profundización de las políticas que nos han llevado a la catástrofe se podrá llegar al paraíso prometido por Santos? ¿Cuando el Gobierno con el rosario interminable de TLC barre de la faz de Colombia la industria, la agricultura y la ganadería nacionales se puede creer que esté empeñado en una educación que su ataque a la producción hace innecesaria? ¿No vemos aumentar vertiginosamente los obreros calificados, tecnólogos y profesionales reducidos al rebusque y la informalidad?

La Ministra Gina Parody destapó el juego gubernamental en la entrevista de El Tiempo de la semana pasada cuando aseveró que la Jornada Única se adelantaría por medio de tutores.

Los educadores colombianos hemos sido los principales abanderados contra la jornada continúa que impuso el Gobierno Lleras para aumentar la cobertura sin hacer lo mismo con la inversión. Seguimos luchando por ella. Por eso nos oponemos a la maturranga santista de hacer pasar como Jornada Única lo que no lo es, de presentar cómo mejora a la educación lo que ha sido un empobrecimiento persistente en la teoría y la práctica del conocimiento, para abrirle un nuevo camino a la destrucción de la educación pública y su entrega al sector privado, fundamentalmente multinacional. Y agregamos: sin una educación pública científica, democrática y nacional no es posible el desarrollo de Colombia.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio