Inicio > Articulos de Actualidad > ¡No la tenía tan clara!

¡No la tenía tan clara!

José Arlex Arias, La Verdad, Cartagena, junio 16 de 2014

Al momento de producir este artículo aún no se conoce el resultado que legalice la presencia del Primer Mandatario colombiano en la Casa de Nariño. Pero eso poco o casi nada cambiará para los colombianos, ya que, con cara ganan los neoliberales y con sello también aciertan, en todo caso pierden la inmensa mayoría de ciudadanos; pueden haber ciertos matices, especialmente sobre las negociaciones del conflicto armado, pero estos no justifican lo fundamental: la profundización de un modelo de desarrollo excluyente, reaccionario y represivo. O sea, en la práctica, lo que cambie será para empeorar las cosas.

El balance de estas elecciones va a dejar huellas en diversos partidos, en los cuales se produjeron escisiones hacia uno u otro bando de los candidatos presidenciales –Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga–, que algunos las sustentaron como consecuentes con sus prédicas ideológicas, pero que a la sazón corresponde a que una inmensa mayoría de esos dirigentes se han dejado permear por la “mermelada” del Presupuesto Nacional y por los cargos burocráticos: ¡un Ministerio o un Instituto Descentralizado no les caerá mal para su hoja de vida!, y ¡unos cuantos milloncitos más a su cuenta bancaria les hace correr un fresquito!.

Definitivamente estos gobiernos no van a cambiar, si no cambia la actitud del pueblo; pero además, la de algunos denominados dirigentes políticos, cívicos y populares. Estos, porque son la fuerza motriz que impulsa a las llamadas empresas electorales, convertidas en verdaderas “industrias” cuyos productos –los candidatos– son intercambiables y vendidos al mejor postor, arrojando grandes utilidades mientras las administraciones públicas terminan siendo “secuestradas”, tanto en los niveles nacionales como departamentales y municipales. Ahí se detiene el progreso del pueblo. A estos candidatos les da lo mismo un neoliberal que un liberal, un socialista que un conservador o de cualquier ideología, siempre y cuando les llene las alforjas. Es más, no saben nada de eso, ni les importa un comino. El daño que causan a los pueblos es inconmensurable, puesto que además de prestarse para el saqueo de los recursos nacionales en manos de las multinacionales, causando hambre, miseria y pobreza, se convierten en idiotas útiles del estado de corrupción y postración del país; en verdad, ellos se quedan con solo mendrugos.

Es por eso que después de una elección presidencial se viene la crisis en los partidos que no superaron la primera vuelta, puesto que sus dirigentes salen a justificar la forma de deslizarse hacia un partido ganador, donde esté la mermelada. O a enrostrar a otros su catástrofe. ¡Es que ser consecuente con los bolsillos vacíos, no es para todo el mundo! Esta es una de las razones del debilitamiento de los partidos minoritarios; puede haber discusiones de fondo aunque en ese sentido son más los contenidos que los unifica, pero el problema más grave es que muchos de sus dirigentes no resisten un guiño de sus “azotantes”. Entonces toca barajar de nuevo y seguir cualificando.

¡Qué lástima, Clara no la tenía tan clara!

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio