Inicio > Articulos de Actualidad > Plan Colombia: recolonización del país y desplome de industria y agro

Plan Colombia: recolonización del país y desplome de industria y agro

Norman Alarcón Rodas, Barranquilla, febrero 3 de 2016

En 1999 Colombia entró en la peor recesión económica de su historia como producto de la apertura económica impuesta al país por Estados Unidos en los gobiernos de Virgilio Barco (1986-1990) y César Gaviria (1990-1994), continuada por Ernesto Samper (1994-1998) y Andrés Pastrana (1998-2002). Los peores efectos se dieron con la quiebra del agro (dos millones de hectáreas dejadas de cultivar) y la industria por la eliminación o disminución de los aranceles de importación que produjeron la entrada masiva de toda clase de productos y géneros, que antes se producían internamente.

En diciembre de 1999 el gobierno de Pastrana firmó un Acuerdo Extensivo con el Fondo Monetario Internacional atando el país a los requerimientos del organismo del capital internacional por algunos préstamos condicionados a la política laboral y económica. Por las mismas calendas el gobierno de Bill Clinton empujó al gobierno a establecer el llamado Plan Colombia, que configuraba una serie de políticas en los principales aspectos de la vida nacional so pretexto de resolver el problema del cultivo de drogas ilícitas a través de fumigaciones aéreas como no se daba en ninguna parte del mundo. Siendo ministro de Hacienda Juan Manuel Santos, firmó a principios de septiembre del año 2000 la famosa carta de intención enviada al director gerente del F.M.I., Horst Koheler, para incorporar el Plan Colombia al Acuerdo Extensivo con dicho organismo.

El Plan Colombia contemplaba diez estrategias plasmadas en un documento redactado en inglés y aprobado en primera instancia por el congreso de Estados Unidos y traducido después al español. Las estrategias serían: la económica que “fortalezca la capacidad del Estado para recaudar impuestos y los acuerdos de libre comercio que atraigan inversión extranjera”; la fiscal y financiera que adopte medidas severas de austeridad y ajuste (más impuestos) que recupere el prestigio de Colombia en los mercados financieros internacionales; una que “apunte a unos acuerdos con la guerrilla; otra para “la defensa nacional para reestructurar las fuerzas armadas y la policía”; la judicial y de derechos humanos; la antinarcóticos; una de desarrollo alternativo en zonas con bajos nivele de presencia del Estado. Todo lo anterior se tradujo en nuevas reformas tributarias con aumentos del IVA, el tres por mil (hoy cuatro por mil), privatización de empresas oficiales como ISA, ISAGÉN, Electrificadoras, Carbocol y la banca estatal. La recomendación para el sector agrario fue que Colombia debía abandonar el cultivo de cereales (base de la dieta alimentaria) y especializarse en productos tropicales, que ha sido el desastre para el agro nacional. La participación del agro en el PIB entre el año 2000 y el 2014 bajó el 31.3% y la industria el 19.38%.

En cuanto a la financiación el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, en entrevista con El Tiempo del pasado domingo 31 de enero dijo de manera inequívoca: “Las cifras hay que mirarlas de otra manera; nosotros (el gobierno colombiano) recibimos 10.000 millones de dólares de los Estados Unidos, mientras invertimos 120 mil millones de dólares en esos mismos 15 años”. Se sabe que los dólares estadounidenses más los colombianos sirvieron para comprar cantidades de naves aéreas y glifosato de la Monsanto, lo que significa que fue un gran negocio para la potencia del Norte y una gran desangre y pérdida de la soberanía política y económica de Colombia. La moraleja no debe ser otra que nuestro país para salir de la más profunda crisis de la historia no necesita de estas políticas antinacionales sino todo lo contrario: debemos replantear el modelo neoliberal impuesto por estos organismos financieros y establecer las profundas transformaciones democráticas encarnadas en la soberanía, la producción nacional y los derechos de la población a mejorar las condiciones de vida y de trabajo.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio