Inicio > Articulos de Actualidad > Ciencia > ¿Por qué Júpiter será el planeta del 2016?

¿Por qué Júpiter será el planeta del 2016?

Nicolás Congote Gutiérrez, El Tiempo, Bogotá, 14 de junio de 2016

La sonda Juno, de la Nasa, entrará en la órbita del rey de los planetas el próximo 4 de julio.

Se dice que si este gigante hubiera acumulado un poco más de masa habría llegado a ser otro Sol, haciendo de nuestro sistema uno binario. De haber ocurrido esto, la probabilidad de vida en la Tierra habría sido casi nula por causa de la radiación.

Júpiter, el quinto planeta del Sistema Solar y el primero de los exteriores o gaseosos, es el más más grande de nuestro vecindario. Tiene casi dos veces y media la materia de todos los otros planetas juntos y, como el Sol, está compuesto casi enteramente de hidrógeno y helio. Su formación se dio cuando el gas y el polvo que resultaron de la formación del Sol se unieron en una gran esfera, tan masiva que su gravedad hace que se contraiga. Incluso hoy, 4.500 millones de años más tarde, Júpiter sigue reduciéndose.

Es un planeta fascinante y asombroso para la ciencia: tiene al menos 67 lunas y una enorme mancha roja, de más de dos veces el tamaño de la Tierra, que es la mayor tormenta conocida hasta hoy. Lleva no menos de cuatro siglos azotando a este planeta.

Nueve misiones espaciales han explorado al rey de los planetas. Las Pioneer obtuvieron detalles de su atmósfera y de su mancha roja; las Voyager tomaron imágenes del planeta y sus satélites; Galileo fue más cerca y envió una sonda para estudiar temperatura y velocidad de vientos; Ulysses hizo mediciones del campo magnético, y Cassini y New Horizons lo sobrevolaron en su paso rumbo a Saturno y Plutón, respectivamente.

En la mitología griega y romana, Júpiter dibujó un velo de nubes alrededor de sí mismo para ocultar lo que hacía, y solo su esposa, la diosa Juno, pudo mirar a través de las nubes para revelar la verdadera naturaleza de Júpiter. De ahí que se bautizara Juno a la misión de la Nasa que entrará en la órbita del gigante el próximo 4 de julio. Es la primera que llega a ese mundo abasteciéndose de energía solar. Durante dos años, permanecerá dándole vueltas, de polo a polo, para estudiarlo.

En diálogo con EL TIEMPO, la colombiana Adriana Ocampo Uria, geóloga planetaria y ejecutiva del programa New Frontiers de la Nasa –del cual hace parte Juno- habló de esta misión, lanzada el 5 de agosto del 2011, que centrará la atención del mundo este año.

¿Qué busca la misión Juno?

El objetivo es llegar a una de las preguntas más básicas: cómo se formaron el Sistema Solar y sus planetas. Incluso, se espera obtener información sobre el papel que tuvo Júpiter para que se diera la vida en la Tierra. Se dice que pudo traer la molécula de agua para que el campo gravitacional de la Tierra la absorbiera, porque se piensa que ese planeta actuó como una ‘licuadora’ en el proceso de formación del Sistema Solar y trajo de afuera esas moléculas para integrarlas.

También se estudiarán las espectaculares auroras…

Será la primera vez que orbitaremos Júpiter de forma polar, por eso vamos a tener una excelente oportunidad de ver los mecanismos que producen las auroras, que en ese planeta son las más grandes del sistema solar. Por su sistema atmosférico extraordinariamente dinámico veremos esa gran mancha roja, que se ha ido encogiendo.

¿Por qué llama a esta una misión ‘verde’?

Porque será la primera vez que la humanidad se ponga alrededor del planeta más grande del Sistema Solar con energía abastecida por paneles solares. La nave tiene tres, cada uno con una longitud de cuatro metros, y hay uno que al final tiene el magnetómetro, por lo que se extiende casi metro y medio más. Esa energía solar se transfiere a electricidad y abastece la nave y su carga útil, es decir los instrumentos científicos que lleva.

¿Qué pasará el próximo 4 de julio?

Ese día será la llegada. En el momento de la inserción se prenderá el motor principal de la nave, que ayuda a que esta sea capturada por el campo gravitacional de Júpiter y entre en su órbita. La maniobra se iniciará a las 20:18 (hora de Los Ángeles, 22:18 hora colombiana) y se extendería hasta las 20:53. Toda la secuencia está programada y solo queda esperar que se efectúe dentro de lo planificado.

¿Qué viene luego?

El monitoreo de la maniobra y la señal de confirmación de que se realizó bien y dentro de las horas indicadas. Pasadas las 21:30, hora de Los Ángeles (23:30, hora de Colombia), se tendrá esa confirmación y de ahí se hará una rueda de prensa.

Ahí quedará en órbita…

Si todo va bien, empezamos a bajar la órbita. Empezamos con una que va a tomar 53 días dar una vuelta alrededor del planeta y, poco a poco, hasta finales de agosto empezamos a recibir información científica con los instrumentos calibrados. En el punto de inserción los instrumentos van a estar apagados, y se vuelven a prender cuando ya se está orbitando. La órbita final va a tomar 14 días y vamos a estar haciendo esto por cerca de dos años.

¿Cuáles son los riesgos que se corren?

El riesgo más alto, después del punto de inserción, es el gran campo de radiación que tiene Júpiter y cómo los subsistemas electrónicos pueden sobrevivir a esa radiación, muy maligna para los instrumentos. Desde ese momento las alas, de 8 metros de diámetro, que se extienden casi a 10 metros si se cuenta el tamaño de la nave, van a sentir la fricción, por eso es una maniobra de alto riesgo. Es algo que no se ha hecho nunca, pero que es muy común en la exploración espacial: probar por primera vez.

¿Cuándo se empezará a divulgar la información recibida?

Estimamos que a finales de agosto la información científica, pero desde la inmersión se irán publicando imágenes en la web de la Nasa y de la misión. A bordo de la nave hay una cámara que tiene específicamente propósitos educacionales.

Todo esto hará de Júpiter el planeta del año, como lo fue Plutón en el 2015…

Son misiones de tan largo plazo que toman años y décadas para recaudar sus frutos. Antes, todos estos planetas eran puntitos de luz en el cielo y hoy en día tenemos imágenes de tan alta resolución y, en algunos casos, más información de la que tenemos de nuestro propio planeta, como ocurre con Marte. Es lindísimo ver cómo el conocimiento de la humanidad va avanzando y por eso digo siempre que la exploración espacial es una de las mejores muestras de cómo la humanidad, trabajando junta, en paz, puede lograr hazañas más allá de lo imaginable.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio