Inicio > Articulos de Actualidad > ¡QUÉ MONSTRUOS!

¡QUÉ MONSTRUOS!

José Arlex Arias, La Verdad, Cartagena, diciembre 14 de 2015

En esta época, escribir sobre monstruos y temas macabros es correr el riesgo de quedarse sin lectores, pero como se dice, “eso es lo que produce la tierrita”; por eso no se pueden dejar pasar por alto las dos últimas noticias reseñadas por los medios en menos de un mes. “Lo último que supe fue que la vendieron por una venta de órganos (...), que los compradores estarían en Cali, esperando la llegada de la menor. Después no supe para dónde se la llevaron. En este momento no sé si está viva o muerta”, reveló José Germán Paguatian Isandara, criminal confeso a la fiscalía, sobre el paradero de Paula Nicole Palacios Narváez, la niña de 6 años que lleva 11 meses desaparecida, desde el 28 de diciembre pasado, en Buesaco (Nariño). La banda la conformarían varios desquiciados que secuestrarían personas para que las descuartizaran con el objetivo de vender sus órganos. ¡Monstruos horripilantes!

Fredy Armando Valencia Vargas, sin inmutarse, dijo a la policía: "Yo recogía a estas muchachas en la calle, las llevaba a mi casa, las bañaba, les daba comida y a cambio de todo esto yo pedía estar con ellas, pero ellas querían llevarse mis cosas de valor, entonces yo por defenderme las asfixié; me acuerdo claro de por lo menos cuatro, de las otras no porque estaba muy trabado”. Cuando las mujeres estaban muertas, luego de ahorcarlas, las accedía sexualmente y las descuartizaba para poder meterlas en bolsas de basura y enterrarlas en el mismo lugar donde dormía. “Las que no me cumplían, las mataba. Me abalancé sobre una, la tumbé al piso y la maté asfixiándola. Le quité la ropa, la penetré, la envolví en bolsas y la enterré". Reconoció haber asesinado 16 mujeres, se han encontrado 16 cadáveres y los investigadores aseguran que pueden ser 36. Operaba en las estribaciones del cerro de Monserrate en Bogotá. Pero Valencia Vargas dice: “yo no soy un monstruo”. ¡Qué tal el descarado este!

Colombia tiene una historia de “Monstruos” que ocasionaron masacres, comenzando por muchas de tinte político, con sus “limpiezas sociales e ideológicas”. Horroriza recordar monstruos como: “el de Pozzeto”, Campo Elías Delgado Morales, veterano de la guerra de Vietnam, colombiano del ejército de Estados Unidos, que el 4 de diciembre de 1986, en el apartamento de una de sus estudiantes, mató a su alumna y a la madre. Luego, asesinó a su primogenitora rociando con gasolina su cadáver y prendiéndole fuego. Después mató a seis vecinos. Finalmente, se dirigió al restaurante Pozzetto, donde masacró a diez comensales. El “de los Andes”, Pedro Alonso López, violó y mató a 300 niñas y ya está libre. El “del Charquito”, Daniel Camargo Barbosa, asesinó a 150 mujeres en Colombia, Brasil y Ecuador. Escapó de la prisión Isla Gorgona. “Garavito”, Luis Alfredo Garavito Cubillos, asesinó y violó a más de 200 niños. El “Mata”, Nepomuceno Matallana, en la década del 40 estafó y asesinó a 20 personas. El “de los cañaduzales”, Manuel Octavio Bermúdez, quien vendía paletas en los parques infantiles, asesinó a 20 niños y está próximo a quedar en libertad. Y el monstruo Javier Velasco Valenzuela, quién empaló a Rosa Elvira Cely en el parque Nacional de Bogotá. ¡Mientras tanto, un sistema de salud privatizado dice no tener presupuesto para atender la salud mental de los colombianos!

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio