Inicio > Articulos de Actualidad > Ciencia > ¿Qué nos ha dado el cero?

¿Qué nos ha dado el cero?

El Mundo, España, noviembre 13 de 2015

El cero es un número al que no prestamos casi atención pero que tiene una importancia capital en matemáticas; su utilidad es evidente y sin él, las matemáticas no son lo que serían y por tanto tampoco la mayoría de las ciencias o la tecnología.

Los orígenes del cero son inciertos. Tenemos evidencia del uso del cero en varias civilizaciones, pero casi todas son parciales, haciendo uso de algunas de sus características, pero sin llegar a unirlas todas en ese concepto polifacético que es el cero tal y como lo conocemos hoy en día.

El cero tal y como nosotros lo usamos lo hemos heredado de los árabes, a través del famoso matemático italiano Fibonacci (Leonardo de Pisa) que vivió entre los siglos XII y XIII. Por supuesto, ya existía en la civilización occidental, y en otras como la oriental o algunas civilizaciones nativas americanas el uso de un símbolo para expresar la ausencia de cantidad. Pero el cero que Fibonacci importó de los árabes, y estos a su vez de los matemáticos de la India, juega también el papel de elemento neutro de la suma y se inserta en el sistema numérico posicional, que tanto hizo avanzar la matemática.

Los antiguos egipcios tenían un sistema numérico decimal, pero no era posicional y los babilonios, pese a tener un sistema posicional, en base 60, no tenían un "verdadero" cero, ya que aunque el espacio (o el punto) jugaba a veces ese papel, no se usaba solo, ni era distinguible al final de una cifra (lo que hacía que 12 y 120 fueran distinguibles solo por el contexto). Los griegos y romanos se acercaron más al concepto de "número cero" pero no le dotaban del mismo estatus que a otros números; siguieron considerándolo una notación para expresar la nada, la ausencia de cantidad. Del mismo modo se usaba el cero en la antigua China. Fueron realmente los indios, en el siglo V, quienes pusieron las bases de un sistema de numeración posicional que realmente incluyera al cero.

Este sistema llegó a Europa a través de la Península Ibérica y fue introducido en las corrientes principales de la matemática europea por Fibonacci. En las culturas nativas americanas, ya desde los olmecas y los mayas, el cero estuvo también presente de forma similar a como lo emplearon los antiguos babilonios, como una forma de indicar la ausencia de cantidad en un sistema numérico posicional.

El cero es muy útil y déjenme aclarar por favor que el cero es par. Es curioso que cuando en una gran ciudad europea (que no nombraré) se decidió que tales días de la semana podían circular los coches cuya matrícula terminara en un número par, y en otros días los de matrícula terminada en impar, decidieron que los acabados en cero, circularían todos los días, porque no supieron decidir si el cero es par o impar. El anumerismo está instalado en todas las capas de la sociedad...y conviene que nos vayamos deshaciendo de él.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio