Inicio > Jorge Enrique Robledo > Rechazo a que Santos someta a Colombia al mando de EU y la OTAN

Rechazo a que Santos someta a Colombia al mando de EU y la OTAN

Transcripción de la intervención del senador Jorge Enrique Robledo, plenaria del Senado, 16 de septiembre de 2014

Biden le exige a Colombia involucrarse más de lleno en las operaciones de la OTAN. ¿Santos firmó un pacto secreto con Estados Unidos? La canciller Holguín debe aclararle a la opinión pública si el gobierno aceptó poner las fuerzas armadas de Colombia al servicio de las operaciones colonialistas de la OTAN. Exigencias inaceptables con el pretexto del TLC.

Me permito hacerle una solicitud formal a la señora canciller de la República, la señora ministra de Relaciones Exteriores, para que por favor le haga conocer al país la carta que mencionó el domingo pasado el vicepresidente de Estados Unidos, señor Biden, carta que le dirigió al jefe de Estado de Colombia, doctor Juan Manuel Santos (apartes de la carta que público El Tiempo). En ella se dicen cosas que me parecen de extrema gravedad, pero sería bueno que el Congreso de la República pudiera conocer en toda su extensión las exigencias que el vicepresidente de Estados Unidos le está haciendo al gobierno de Colombia.

Es absolutamente inaceptable que Estados Unidos empiece a imponer de manera unilateral sus interpretaciones del TLC. Algunos lo advertimos oportunamente. Afirmamos que cuando llegara la hora de las interpretaciones, el TLC con Estados Unidos se nos iba a volver como una especie de tratado agravado.

El señor Biden le exige al presidente Santos, primero, que modifique unos ciertos decretos sobre chatarrización, normas que Colombia ha aprobado porque las considera convenientes para organizar el tráfico de carga. Estados Unidos piensa que la actual legislación le desmejora el negocio de venta de camiones a Colombia y le manda una carta al presidente exigiéndole modificarla.

Segundo, como si fuera poco, le exige también no aprobar el decreto este famoso del que se está hablando tanto, el de los biotecnológicos. ¡Cómo así que el vicepresidente de Estados Unidos metiéndose en los asuntos internos de Colombia con una exigencia que no tiene nada que ver con una interpretación legitima del TLC, sino que es un invento de las trasnacionales de los medicamentos norteamericanos para seguirnos imponiendo unos precios leoninos en las drogas que salvan vidas!

Tercero, le exige desmontar una norma que en algo favorece a los ingenios azucareros del Valle del Cauca en la producción de alcohol carburante, de etanol. También es una intromisión ilegítima en los asuntos internos de Colombia.

Y hay un punto que me parece, si se quiere, el más grave de todos. Es que el vicepresidente norteamericano le exige al Presidente Santos tomar decisiones para involucrar más de lleno a Colombia en las operaciones de la OTAN. Termina Biden diciéndole: necesitamos a Colombia involucrada en nuevos escenarios, después de que ha reconocido que ya el país está militarmente involucrado en Centro América. Es de una gravedad inaudita.

La OTAN no es una asociación de hermanitas de la caridad ni una organización encargada de llevar la felicidad a los habitantes de la Tierra mediante actos generosos. No. La OTAN es un aparato militar del colonialismo de Estados Unidos, un andamiaje para agredir a países con los cuales la Casa Blanca tenga cualquier contradicción o desacuerdo, para injerir en ellos con la ayuda alcahueta de las potencias militares de Europa Occidental. Estamos hablando de algo muy grave.

Biden empieza el párrafo, no quiero leerlo completo para no aburrirlos, celebrando que los avances del proceso de paz podrían conducir a que más tropas de Colombia quedaran disponibles para las operaciones “de paz”, digo yo entre comillas, de la OTAN. ¿Para allá es para donde vamos? Le hago esa reflexión al Ejército de Colombia. Esa ley que nos aprobaron con el único voto negativo del Polo Democrático Alternativo a lo que apunta es a que el día de mañana Colombia ponga sus fuerzas armadas al servicio de la OTAN. Les hago entonces una pregunta directa a todas las bancadas y a la señora canciller. ¿Eso es lo que queremos? ¿Qué Colombia termine el día de mañana involucrada en las guerras del Medio Oriente, guerras colonialistas de Estados Unidos, ultraagresivas, o en cualquier parte del mundo donde ese pacto militar decida involucrarse, o en el Norte de África o en Asia o en Rusia, en cualquier parte? Es lo que le ordena a Colombia el vicepresidente de Estados Unidos.

Para formalizarlo, le voy a hacer también por escrito la pregunta, pero la planteo aquí ante la plenaria del Senado para que se discuta, por la enorme importancia del tema. Y pedirle a la señora canciller que nos mande el texto completo de la carta y además nos dé explicaciones de a dónde van los pactos on la OTAN y con Estados Unidos, que parecen ser secretos por lo que aquí estamos leyendo. Para dónde es que nos llevan. A lo que vamos es a que termine Colombia siendo un exportador de tropas si logra liberarse, y ojalá que así sea, de algunas de las violencias internas que padecemos. Pregunto. ¿Los hijos de los pobres de Colombia van a terminar trabajando para las grandes potencias derramando su sangre en guerras que no les corresponden y en rincones del mundo que tampoco son los nuestros? Son preguntas obligatorias. Les hago a todas las bancadas el llamado cordial para que lo meditemos y repito, expreso mi repudio y el del Polo Democrático Alternativo al contenido de esas exigencias del señor vicepresidente de Estados Unidos.

Para ver el video: http://bit.ly/1uG2rXd (video 6:00)

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio