Inicio > Articulos de Actualidad > Rectitud, sencillez, honradez en política, de virtud a sinónimo de bobería

Rectitud, sencillez, honradez en política, de virtud a sinónimo de bobería

Alonso Osorio, Popayán, julio 9 de 2015

Por estos días se escucha con alguna frecuencia argumentar que x o y candidato tiene asegurada la Gobernación o la Alcaldía, o porque cuenta con el suficiente dinero, o porque maneja la suficiente maquinaria. Incluso lo dicen personas honradas con algún tono de normalidad.

La afirmación parece inocente, pero conociendo el desarrollo de nuestra historia política, se asemeja casi al reconocimiento de un delito. Aunque es difícil que la falta termine en los estrados judiciales, casi todo el mundo sabe que aquí se compran votos y conciencias, aprovechándose de la miseria y la falta de oportunidades. Valga una comparación: Grecia, hoy en crisis y rebelada ante el FMI, tiene un ingreso per cápita de 21 mil dólares. Colombia, tan solo de 8.800 dólares.

La afirmación tan en boga es también una confesión de boca. Como el futuro gobernante tendrá que recuperar la inversión, la Gobernación, la Alcaldía, la concejalía, no es más que la cuota inicial de un negocio que apenas comienza y que sigue hasta el Congreso y, por qué no, hasta la Presidencia de Colombia. Tristemente, así las cosas, la política pasa de ser el noble arte de gobernar a una especie de cultura de la viveza, ya no solo aceptada por algunos candidatos, sino prácticamente masificada.

Contraponerse a esta actitud es indispensable para poder cambiar a Colombia, así no parezca tarea fácil. Sin embargo, las circunstancias de hoy, por lo críticas, dan la posibilidad de impulsar propuestas en esa dirección:

La concentración del poder en el nivel central tanto para decisiones políticas como presupuestales —regalías, IVA, “impuesto a la riqueza”, minería, medio ambiente, agua— ha convertido al presidente en una especie de emperador, que ya no actúa en nombre de Colombia, sino que representa los intereses de monopolios y oligopolios en abandono del interés, el capital y el trabajo nacionales.

Y estamos llegando a un punto crítico. Se está popularizando la expresión de que es lo mismo que gobierne un honrado que uno que no lo sea, pues ninguno da nada.

El gobernante honrado e inteligente que logre leer correctamente la situación tiene entonces grandes posibilidades, porque se está configurando una gran corriente de ciudadanos incorruptibles que votan por conciencia. El gobernador, alcalde o presidente que entienda que la gente no espera dádivas, sino una política coherente que defienda el trabajo digno, la producción nacional y el bienestar de la ciudadanía, tendrá grandes posibilidades. Esa posición haría fáciles, baratas y gratas las campañas y les devolvería la dignidad. ¿Quién dijo que alguien, una vez electo, no puede incluso arriesgarse a una destitución por defender los intereses de una región o de un sector masivo de la población? Eso sucederá cuando se recuperen la moral y el decoro. ¡Colombia sí tiene arreglo!

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio