Inicio > Tribuna Magisterial > Resolución 1905: jornada extendida, de experimento a política pública. ¿El último favor de Petro a (...)

Resolución 1905: jornada extendida, de experimento a política pública. ¿El último favor de Petro a Santos y Parody y el primero a Peñalosa?

María Antonieta Cano Acosta, Secretaria de asuntos intergremiales de la ADE, Bogotá, noviembre 8 de 2015

*Gran concentración este 18 de noviembre

Definitivamente, Gustavo Petro y su secretario de Educación, Óscar Sánchez, no han tenido límites para implementar una política educativa neoliberal en el Distrito, afín a la de Santos. La planteó desde que estaba en campaña -una de las razones por las que Tribuna Magisterial no votó por él- y la aplicó durante todo el periodo de su gobierno. Intentando engañar incautos con un falso discurso de defensa de “lo público”, se dedicó a profundizar en medidas que atentan gravemente contra la educación pública. La prórroga de los colegios en concesión y la aplicación de la jornada extendida, la que llaman 40 x 40, -elogiada por candidatos como Peñalosa y Pacho Santos - con el consecuente alargamiento de la carga de trabajo y fundada en la tercerización laboral, son muestra evidente de ello.

Si cabía alguna duda sobre su ánimo retardatario, con la Resolución 1905 del 20 de octubre de 2015, “Por la cual se modifican las jornadas escolares en algunos colegios oficiales del Distrito Capital a únicas (completas)”, Petro cerrará su mandato con broche de oro, dejando las bases sentadas para poner en marcha un prosaico remedo de jornada única, concebido así como un auténtico esperpento social, pedagógico y laboral.

Ningún maestro abriga dudas sobre las bondades de una sola jornada escolar diurna. Desde 1968, cuando el gobierno de Carlos Lleras Restrepo estableció la doble jornada, como medida de emergencia para aumentar la cobertura sin invertir en construcción de planteles, la calidad de la educación pública sufrió un duro golpe, y, peor aún, cuando lo que se estableció como emergencia quedó como política permanente. Se demostró el desinterés del Estado para propiciar una verdadera calidad de la educación sobre todo para quienes no tienen acceso a ella sino a través del sistema público. Más tarde, cuando el magisterio logró recuperar el concepto integral de jornada única, el cual quedó prescrito en la Ley General de Educación, esta continúa siendo letra muerta.

La forma que le da el Secretario de Educación de Bogotá, Óscar Gustavo Sánchez Jaramillo, a una fementida jornada extendida, desdibuja la legítima aspiración de los maestros y de la comunidad educativa, no solo porque no sea “única” sino “extendida” —rebautizada ahora, en la jerga petrista, como “completa”—, sino también por las implicaciones de fondo que tiene.

En la Resolución 1905 plantea incoherencias tales como que: “La jornada única (completa) se desarrolla en colegios con una sola jornada diurna de 8 horas diarias y en Colegios con dos jornadas diurnas de 8 horas diarias, los cuales de conformidad con el Plan Nacional de Desarrollo se denominan Colegios de Jornada Única”. O sea, ¿según Sánchez y Petro, puede haber dos jornadas únicas de ocho horas –cada una- en una sola institución? Un galimatías, ese sí, bastante completo.

Para cubrir a toda la población estudiantil, en las 709 sedes educativas del Distrito y para que la jornada única sea realidad, se requiere aumentar en una tercera parte la planta física y sería necesario además contratar por lo menos un porcentaje similar de nuevos docentes.

La permanencia de los estudiantes por más tiempo en la institución involucra, entre otras muchos elementos, adecuada alimentación para docentes y estudiantes, con refrigerios y almuerzos, que cumplan rigurosos estándares nutricionales, para lo cual debe existir presupuesto sostenible. Hoy, en la gran mayoría de los colegios del programa 40x40 no se ofrece comida caliente, tan solo se entregan refrigerios con graves deficiencias nutritivas.

La junta directiva de la ADE, en 2014, presentó un pliego que contenía las principales reivindicaciones de la comunidad académica. Planteaba luchar contra las concesiones —tan nocivas a la educación como lo han sido las EPS a la salud—, contra esta jornada extendida o currículo 40x40 —que alarga la jornada laboral sin infraestructura y sin aumentar el salario y va de la mano de la tercerización contractual de docentes—, contra la demagogia en torno a la atención de la primera infancia —otra modalidad que desconoce los derechos del magisterio y que acomoda a los niños en contenedores, irónicamente llamados aulas móviles—, y no menos importante, contra la farsa conocida como “grado 12”, otra recetas del Banco Mundial consignada en el capítulo de “educación para pobres”.

El gobierno de Petro, con actitud intransigente por parte de sus negociadores gubernamentales, encabezados por Óscar Sánchez, no aceptó ni una sola de las peticiones de fondo de la ADE y, por el contrario, decidió continuar con su agenda neoliberal. Por esto, la representante de Tribuna Magisterial en el sindicato, María Antonieta Cano, no firmó el acta de acuerdos y desacuerdos, dejando constancia del peligro que representaba para la educación pública distrital la continuidad de esas políticas.

Un año después, cuando languidece Bogotá Humana, la historia nos da la razón. Petro y Sánchez le allanan la tarea al alcalde electo, Enrique Peñalosa, al incorporar, mediante un ucase, la Resolución 1905, a 105 colegios bajo esta cuestionada modalidad, que pasa de experimento a política pública, y que es atentatoria, como ya se dijo, de los derechos de estudiantes, por no significar verdadera calidad, y de los docentes, al no garantizar el ejercicio profesional en condiciones dignas.

Maestros y maestras del Distrito, no dejemos que este engendro prospere, ¡resistamos! desde los consejos directivos es necesario rechazar la imposición de la resolución 1905, ahora bautizada como “jornada completa”. Despidamos como se merecen a Gustavo Petro y a Óscar Sánchez, artífices de la medida, y, sentemos el precedente para el gobierno venidero de Peñalosa, acudiendo a la gran concentración del próximo 18 de noviembre, frente a la Secretaría de Educación Distrital, para ratificar: ¡Jornada única sí pero no así!

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio