Inicio > Juventud Patriótica > Santos y Fajardo contra la Universidad de Antioquia

Santos y Fajardo contra la Universidad de Antioquia

Andrés M. Trigos, Medellín, abril 10 de 2015

Con la Ley 30 logró su cometido la panda neoliberal que ha gobernado a Colombia: pasar de financiar, en 1993, un 80% del sistema de educación superior a sólo un 48% en 2013 y con tendencia a empeorar. La última propuesta del presidente Santos para la educación superior solo presagia la congelación de los recursos.

Es el caso específico de la Universidad de Antioquia. Para el año 2014 el estimado presupuestal ascendía a 808.036 millones de pesos, compuesto por cuatro fondos: general, especial, seguridad social y bienestar universitario. El presupuesto estimado terminó siendo superado por el presupuesto real, que ascendió a 1.104.789 millones de pesos. Dentro del presupuesto general real, para la vigencia correspondiente al año 2014, el fondo general tenía un peso del 30,98%, el fondo especial del 58%, el fondo de bienestar universitario de 9% y el fondo de salud de 2%.

Los rubros bajo los cuales se registraron los ingresos fueron los de aportes, recursos propios y rentas de capital. Los de recursos propias y de rentas de capital son dineros obtenidos como resultado de operaciones ajenas a la misión de la UdeA. El asunto reviste una importancia particular, pues el fondo general se encuentra financiado en un 89% por los aportes del Estado. Caso contrario ocurre con el fondo especial, financiado en un 78% por los recursos propios y por las rentas de capital. Es decir, el fondo general, en la práctica, representa la financiación del Estado en la institución y el fondo especial, los esfuerzos de autosostenimiento y privatización. El último rubro representa nada menos que el 58% del presupuesto general de la Universidad de Antioquia y cuatro quintas partes de él salen de la venta de servicios y de las utilidades obtenidas.

Vale la pena insistir en que el presupuesto estimado de la UdeA fue superado por el presupuesto real en 296 mil millones de pesos. Los ingresos adicionales pertenecen en un 94% al fondo especial, con las características ya mencionadas. Puede agregarse además que los ingresos por rentas propias y por rentas de capital, que no representan la financiación estatal en el presupuesto general, tuvieron una participación agregada del 55%, que contrasta, lógicamente, con la pobre participación de los aportes estatales, reducidos ahora al 45%.

En el suceso que aquí se reseña tiene absoluta complicidad el gobierno de Sergio Fajardo. En la Antioquia “cada vez menos educada”, el mandatario seccional solo había girado a agosto de 2014 el 50% de los aportes correspondientes al departamento, cifra que además no corresponde a la totalidad de lo corrido en el 2014, ya que incluye un atraso de 2.400 millones correspondiente a la vigencia 2013. El informe financiero de la Universidad de Antioquia ratifica el incumplimiento y deja a Fajardo como una especie de culebrero: “A agosto sólo se había recibido el 41% del total de aporte del departamento para la presente vigencia”. Es hora de que Fajardo cambie su lema de campaña.

Sin ser la anterior una situación aislada, la UdeA cuenta con un déficit de 23.638 millones generados por el balance negativo de los recursos de capital en el 2013, situación que obligó a contraer el presupuesto para el año 2014 y a dar mayor peso a los rubros de recursos propios. En el mismo sentido, el departamento sólo canceló en agosto del año pasado 4.118 millones de los 52.721 millones que debía haber pagado por los compromisos adquiridos con la Universidad en la administración de proyectos de orden departamental, es decir, un ridículo 7,8% de la cifra total. Los casos de la Universidad de Antioquia y del Politécnico Jaime Isaza Cadavid demuestran, dejando aparte la carreta demagógica, que al gobernador Fajardo no le interesa financiar adecuadamente la educación superior en Antioquia y que su lema de campaña se queda en las pantallas de televisión.

La Universidad de Antioquia desembolsó el año anterior 17.413 de los 25.300 millones que tuvo el costo total de la recién construida sede en Apartadó. El dato, no menor, muestra a un Estado ausente en la responsabilidad de financiar nueva infraestructura y en el que sus soluciones son hacerlo a través de los pocos recursos que las IES logran obtener. Como lo propone el Plan Nacional de Desarrollo, la financiación les corresponderá a entes privados a través de Alianzas Público-privadas con los perjuicios de autonomía y la evidente puerta abierta al ánimo de lucro en la educación superior.

La situación se presenta alarmantemente peor, pues para el año 2015 el presupuesto general de la universidad se encuentra desfinanciado en 38.445 millones, reflejo explícito de la situación que vive la educación superior en Colombia, que sufre, según estudio que presentó el sistema universitario estatal, un déficit de 12,5 billones de pesos. Tampoco se planea mejorar la situación financiera de la Universidad de Antioquia. Por el contrario, se plantea que sea la universidad ejecutora del Acuerdo por lo Superior 2034, acuerdo que sustenta sus lineamientos sobre dos principios neoliberales: autosostenimiento y corresponsabilidad. Para llevarlos a la práctica, los tres más fuertes privatizadores, Juan Manuel Santos, Sergio Fajardo y el uribismo juntos, eligieron recientemente al ya posesionado rector Mauricio Alviar, quien no tendrá mayor alternativa que ejecutar obedientemente las directrices de la OCDE, materializadas en gran parte en el Acuerdo por lo Superior 2034.

Coletilla para tener en cuenta: 23.455 millones correspondientes a la cartera por cobrar se encuentran con fecha de vencimiento mayor a 1080 días. Sería una lástima que en ejercicios ajenos a la naturaleza de la universidad, la institución pusiera en riesgo este dinero que tanto necesita la educación pública en Colombia.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio