Inicio > Articulos de Actualidad > Santos y Zuluaga son iguales

Santos y Zuluaga son iguales

Jorge Enrique Esguerra Leongómez, Bogotá, junio 13 de 2014

Con relación a la columna de Juan Gabriel Vásquez (junio 6), en la que ataca al senador Robledo por afirmar con razones que Santos y Zuluaga son iguales, es pertinente hacer memoria, porque pareciera que el columnista llegara a esta contienda desconociendo el reciente pasado y como si los dos aspirantes fueran unos perfectos desconocidos.

Pero si observamos que los dos capitanearon el empoderamiento de Uribe cuando crearon el Partido de la U y durante los ocho años de ese gobierno autoritario compartieron los mismos intereses, dirigieron al país por la misma senda y profundizaron con sus acciones las contradicciones sociales, no podemos sino concluir que no tienen nada que los diferencie. Es más, Uribe le dio la bendición a Santos para que continuara con esa exitosa tarea, cosa que ha cumplido al pie de la letra: se firmaron los TLC que habían negociado y se gestionaron otros, se concretaron la desindustrialización y la pérdida de la seguridad alimentaria, se mantuvieron las tendencias en el acaparamiento de baldíos por los grandes oligopolios, se continuó especializando a Colombia en la minería saqueadora y depredadora, se mantuvo el nefasto sistema de salud, se pretendió privatizar aún más a la educación y continuó el deterioro del empleo, tal como lo refleja la última encuesta. Si no hubiera sido por la resistencia y la protesta de amplios sectores sociales del campo y la ciudad que con su lucha se han opuesto a que se profundicen las medidas antipopulares, hoy Colombia sería el peor de los mundos. Pero para allá vamos, si seguimos buscando diferencias donde no las hay, y escondiendo las que sí existen.

Vásquez afirma que “Uribe es el más radical enemigo de los valores que la izquierda llama suyos”, es decir, los que para el columnista derivan del‘liberalismo filosófico’, y afirma que “El gobierno que llegaría al poder con Zuluaga es, para empezar, el de la intolerancia religiosa: el del procurador lefebvrista Ordóñez, el del fanático José Darío Salazar, el de las (sic) representantes que odian a los ateos…”. Pero si observamos que el nuevo santista, Petro, votó para elegir a Ordóñez, que la bancada de Santos lo hizo para reelegirlo, y que muchos ‘representantes que odian a los ateos’, como el ‘fanático’ Salazar, se acomodan a la mermelada santista, no podemos sino concluir que en el ‘liberalismo filosófico’ y en la ‘izquierda’ que concibe Vásquez no hay divergencias con la ‘intolerancia religiosa’. Miremos las diferencias de verdad. Robledo fue de los pocos senadores que no votó por Ordóñez.

Finalmente, si se ha querido manipular a la opinión con el falso dilema de guerra o paz, cuando Santos ha estado con la guerra de Uribe y Zuluaga, y cuando los actuales dos contrincantes conciben la paz –Zuluaga ya lo está haciendo- como de su propio bolsillo, el uno para elegirse y el otro para reelegirse, tampoco hay divergencias. En cambio Robledo ha propuesto que la paz debe ser un propósito de Estado desligado de intereses electorales, en lo que sí hay diferencia. Por eso hay que votar en blanco.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio