Inicio > Tribuna Magisterial > "Ser pilo paga": otra maniobra contra la educación pública

"Ser pilo paga": otra maniobra contra la educación pública

Tribuna Magisterial, Bogotá, septiembre 18 de 2015

El Gobierno de Santos anuncia con bombos y platillos once mil becas en su denominado programa “ser pilo paga”. Empezando por la presentación como “becas” lo que en realidad son créditos condonables, sujetos a terminar la carrera en un país con altos niveles de deserción en la educación superior, se trata de un nuevo engaño en torno a la educación, a la que ha colocado como engañosa bandera de su impopular administración.

Los recursos con que se costean los créditos condonables son del Estado y por lo tanto deberían ir a sufragar las necesidades de las universidades públicas, que están ahogadas en la insolvencia por culpa precisamente de ese Estado. En lugar de eso, la mayoría del dinero va a las arcas de las universidades privadas. Se usa, en consecuencia, el anhelo de los jóvenes para introducir subrepticiamente otra forma “elegante” de privatizar. Pero, además, avanza el Gobierno Nacional en imponer un subsidio a la demanda con el que remplaza su obligación de ofrecerles a los estudiantes una educación pública, financiada por el Estado, de alto nivel científico, democrática y al servicio de la Nación.

En esta oportunidad no son 10.000 sino 11.000 créditos condonables, una gota de agua en el mar de jóvenes que no han podido estudiar. Lo que sucede año tras año es que el número de los que ni estudian ni trabajan se acrecienta sin cesar. En resumen, un acto de demagogia al cual se suma el de exclusión ¿será que los demás estudiantes no son pilos? ¿Por qué son 10.000 y no 50.000 ó 100.000? ¿Por qué no se desarrolla un programa que de verdad permita el acceso a la educación pública superior? En el fondo es el menosprecio por la juventud colombiana a la cual se le arroja un mendrugo a la par que se hace escándalo sobre la generosidad del santismo.

1.000 créditos condonables serán para los que opten por licenciaturas. También irán la mayoría a universidades privadas. Y también serán fondos drenados a la educación pública. Ahora bien, ¿Por qué 1.000 y no 15.000 ó 20.000? ¿No sabe el Gobierno acaso que anualmente se están retirando 18.000 maestros? ¿Y qué pasa con los que están en el ejercicio de la profesión y desean y necesitan obtener títulos de pregrado y posgrados? ¿Dónde están las becas para maestrías y doctorados?

Lo que necesita con urgencia el país no es demagogia ni programas privatizadores y excluyentes sino el apoyo financiero suficiente para garantizarle a los colombianos el acceso a la educación pública como lo hacen la inmensa mayoría de las naciones que se han desarrollado. No se puede pretender engañar a los colombianos diciéndole que ‘ser pilo paga’ cuando se está en el propósito de destruir la educación pública a todo nivel.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio