Inicio > Articulos de Actualidad > Un jurista con vocación de escritor

Un jurista con vocación de escritor

Elespectador.com, Bogotá, octubre 7 de 2014

El exconsejero de Estado acaba de publicar ‘Alguien está detrás del presidente’, una historia novelada sobre el sindicalismo de los dirigentes magisteriales en Colombia. Su objetivo, dice, es que el país se entere de cómo funciona un sindicato combativo.

¿Usted nació primero como escritor y luego como abogado?

Sí. Empecé escribiendo en un semanario que se editaba en Tunja, llamado La Batalla. Era una columna muy agresiva, me ocasionó problemas; en los años 60 había personajes intocables y más si los cuestionamientos venían de un imberbe adolescente. El dueño del periódico suspendió la publicación y, como defensor de derechos en dicha columna, fue naciendo incipientemente el talante de abogado.

¿Cómo nació su afición por la música?

La ceguera física de mi padre lo obligó a conseguir algunos pesos en diferentes actividades musicales, como violinista y flautista. Hizo parte de conjuntos de cuerdas, de empíricas estudiantinas que eran contratadas en jolgorios y festines. Mi hermano y yo éramos sus lazarillos. A fuerza de acompañarlo a muchos “toques” nos aficionó a la música.

¿Y cómo nació su afición por las leyes?

Por haber terminado en la Normal de Tunja como maestro de escuela, se me presentó la oportunidad de venir a Bogotá. Me nombraron maestro en una escuelita. Comenzaron las visitas de los sindicalistas para conquistar a los nuevos maestros en las filas de la lucha sindical y a exponer toda la problemática de la educación en Colombia. Y ahí empezó mi compromiso con esa causa.

¿Podría nombrar algunas causas?

Inicialmente, con la lucha organizada en la dirección de la agremiación, y luego, en 1964, ingresé a la Universidad Libre, donde las luchas estudiantiles fueron también un caldo de cultivo para mi futura profesión de abogado. En la dirección sindical empezamos con el escritor Luis Ernesto Lasso la edición del periódico La Defensa del Educador, la publicación literaria de la revista Hitos y finalmente, con otros escritores, la revista literaria Teorema.

¿Cuáles fueron los temas de sus primeros cuentos?

En 1969 participé con el cuento Al final de la gira en el Concurso Nacional de Cuento Ónix Sello Negro. El alcohol patrocina la cultura y los deportes. Quedé de finalista. Era una historia de la violencia en Colombia en los años cincuenta, en Boyacá, donde el sectarismo político fue bastante visible.

¿Qué tema o temas abordó su primer libro?

Tras la baranda, una historia dramática, trágica, política, con mucho humor, sobre las pequeñas, medianas y grandes corrupciones en la justicia.

¿Cómo recibieron los lectores ‘Tras las baranda’?

Me causó muchos problemas en la Rama Judicial, porque algunos operadores de justicia se veían reflejados en los personajes de la novela. Se llegó a proponer en un tribunal que se rechazara su publicación. Desafortunadamente se frustró ese comunicado, en perjuicio de la difusión de la obra.

¿Por qué decidió escribir sobre los maestros en su más reciente libro, ‘Alguien anda detrás del presidente’?

En Colombia son pocas las historias noveladas del sindicalismo. Prefieren El Patrón, El Capo, la dieta personal de una actriz, los chismes peleoneros del presidente y su actual contradictor, a pesar de haber vivido juntos las mismas indelicadezas y corrupciones. Decidí contar en mi novela las vidas ficcionadas de los dirigentes magisteriales.

¿Es un libro dedicado sólo a los maestros o a los lectores en general?

Desde luego, es para los lectores en general, pues no sólo se narran episodios sindicales, sino políticos, sociológicos, psicológicos de la historia reciente del país en los años 60 y 70 del siglo pasado.

¿Cuál es el objetivo principal de la novela?

Que el lector se entere a profundidad de cómo funciona un sindicato verdaderamente combativo, a pesar de ser de empleados públicos.

¿Tiene entre manos otro libro listo para publicar?

Tengo uno ya terminado, pero su publicación ha sido difícil. Es la historia de un minusválido que recorre el país en busca de futuro y padece toda clase de frustraciones.

¿Ha pensado escribir un libro sobre su experiencia como consejero de Estado?

Cuando me retiré de magistrado del Consejo de Estado, algunas magistradas me rogaron que, si iba a escribir algo sobre lo que viví en esos extraordinarios años de judicatura, ni las mencionara, ni creara personajes parecidos a ellas.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio