Inicio > Articulos de Actualidad > Una colombia devastada

Una colombia devastada

José Arlex Arias, La Verdad, Cartagena, noviembre 30 de 2015

Con muchas expectativas se inicia hoy en París la Conferencia Mundial del Cambio Climático –COP 21–, cuyo objetivo principal es la firma de un “Pacto mundial” para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, limitando el aumento de la temperatura del mundo en dos grados centígrados respecto a la era preindustrial. Las decisiones que se adopten en esta Cumbre serán afectadas más por los intereses de las grandes potencias que por las necesidades de las Naciones y poblaciones más empobrecidas, que son en última instancia las más perjudicadas por los efectos del cambio climático. Infortunadamente nuestro país está incluido en esta última categoría, por lo cual toma mucha importancia para nosotros los resultados de dicho cónclave.

Colombia cuenta con una de las mayores biodiversidades del mundo, censada en 54.871 especies, entre animales, plantas, líquenes y hongos. Tiene 311 ecosistemas continentales y costeros, incluidas áreas naturales con poca transformación y paisajes transformados por actividades humanas de asentamiento y extracción. Es primero en diversidad de aves y orquídeas; segundo en plantas –bosques–, anfibios, peces –agua dulce– y mariposas; tercero en reptiles y palmas, y cuarto en diversidad de mamíferos.

La riqueza de Colombia se complementa con las costas en los océanos Atlántico y Pacífico, una abundante hidrografía con vertientes como: el Caribe, Pacífico, Orinoco, Amazonas y Catatumbo; Centros hidrográficos como el Macizo Colombiano, además de Nudos, Cerros, Páramos, Nevados, la Sierra Nevada de Santa Marta, Lagos, Lagunas y Embalses. Esta riqueza está completada con tres cordilleras que contienen todos los pisos térmicos, que nos hacen aptos para toda clase de cultivos y desarrollo de la ganadería. A esto se agrega nuestros recursos mineros: petróleo, gas, carbón, níquel, hierro, minerales preciosos y elementos químicos.

Este es el país que es dominado por unos cuantos, quienes colocan las riquezas a su disposición. Y la globalización –ahí sí no importa el cambio climático– entra y arrasa con todo, colocando la naturaleza al servicio de los intereses de las grandes potencias y multinacionales mas no de la población. Por eso pasan por encima de las comunidades ancestrales y las minorías étnicas hasta el punto en que el gobierno de Santos propone permitir que los extranjeros compren grandes extensiones de nuestras tierras, creando verdaderos enclaves, o que multinacionales compren cuencas de los ríos para apropiarse del recurso hídrico, además que devasten nuestro territorio con la minería. El último informe del Ministerio de Ambiente y el Instituto Nacional de Hidrología y Meteorología –IDEAM– sobre la pérdida de bosques en el 2014 para Colombia, indica que fue de 140.356 hectáreas, lo que representa un aumento del 16% frente al 2013. Expresa que es como haber arrasado 9 veces el Parque natural Tayrona o 52 veces la isla de San Andrés. Según el gobierno, las causas de dicha deforestación son: minería, tala, incendios y cultivos ilícitos, pero resumo en que son los intereses particulares los que están por encima del interés general. ¡Los recursos naturales al servicio de empresarios y multinacionales!

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio