Inicio > Jorge Enrique Robledo > Urge debate sobre la situación cafetera

Urge debate sobre la situación cafetera

Transcripción de la intervención del senador Jorge Enrique Robledo, Comisión Quinta del Senado, 19 de mayo de 2015

Mientras llegan los demás funcionarios citados (para hablar sobre petróleo, que era el debate), hacer un par de comentarios muy breves pero de mucho interés para esta Comisión, relacionados con el tema del café. El punto es que los precios internos están supremamente malos. Hay otra vez un problema muy grave de crisis cafetera, crisis de la que no tienen culpa los cafeteros, pero sí son ellos los paganinis.

Segundo aspecto, la renuncia del señor gerente de la Federación, doctor Muñoz. Se pueden abrigar muchas opiniones sobre la gerencia del doctor Muñoz. He afirmado que entre la mayoría de los cafeteros el cambio no va a generar ni lágrimas ni pésames, porque entre los cafeteros la figura del gerente padecía un desgaste inmenso, lo que en buena medida explica por qué salió del cargo. Pero también agregué y creo que aquí en este nivel de análisis lo entendemos, que ojalá acierten en quién ponen, porque el problema es mucho más grave que un gerente. Aquí hay unas dificultades supremamente complicadas que van a necesitar más que gerente para poder resolverse. Es mi llamado a los caficultores: que no pierdan de vista que el asunto es más complicado que el nombre de una persona. Suelo insistir en que los problemas del país, y particularmente los del café, más que de maquinistas, son problemas de carrileras. Lo que se hace en general no está bien, y es lo que está acordado. Entonces los funcionarios van y vienen, pero jamás se resuelve el asunto.

El domingo hay una entrevista larga en el periódico El Tiempo con el doctor Juan José Echavarría, y quedé muy impresionado y preocupado. Porque es bien difícil encontrar un análisis más sesgado de la situación cafetera que el del doctor Juan José Echavarría. Casi que parecía, en lo que a él respecta, como un publirreportaje. Venirle a uno a decir a estas alturas de la vida que todos los problemas del café se resuelven si se aumenta el poder de los privados, de los extranjeros, de los exportadores, como la solución mágica, es una especie de locura.

Pero lo grave es que el doctor Juan José Echavarría es nada menos que la persona nombrada por el presidente Santos para que nos revele qué hay que hacer con el futuro de la caficultura. Aquí fácilmente podemos salir de guatemala para guatepior, porque hoy las cosas ya están bastante mal. He sido bastante crítico, ustedes lo saben, de muchas de las decisiones de la Federación de Cafeteros, pero lo que está proponiendo el doctor Echavarria es coger a los cafeteros colombianos y entregárselos amarrados de patas y manos a las trasnacionales.

La salida es de un dogmatismo increíble, además de una ausencia completa de análisis. Que a uno le digan, en Colombia, que todo el problema de la competitividad cafetera se reduce a que aquí hay una institucionalidad cafetera, no resiste dos minutos de análisis. Para el doctor Juan José Echavarría no existe por ejemplo el tipo de geografía que padece la economía cafetera, ni la estructura de tenencia de la tierra, ni los costos de producción, determinados en últimas por el Estado colombiano y no por los cafeteros.

La plata que le pagaron al doctor Echavarría y a quienes lo acompañaron se perdió. Sobraba el estudio, porque es lo que mismo que han venido diciendo los exportadores privados desde 1927, cuando se creó la Federación de Cafeteros. Y particularmente, lo que están diciendo desde 1990 para acá. Para eso no se necesitaban estudios.

El punto al que quiero llegar, doctor Luis Emilio Sierra, y es un debate que tenemos pendiente, ya lo hemos pedido algunos en esta Comisión, y a usted le interesa también y al doctor Mejía y a toda la Comisión, es asegurarnos de hacerlo oportunamente, muy pronto. Ojalá incluso, si es necesario, nos gastáramos dos sesiones. El tema es demasiado grave para la vida del país. Cerca de la mitad de los municipios dependen del café, para que nos lo despachen con una especie de publicidad contratada en una determinada dirección. Absurdo. No puede ser.

Conozco el estudio en detalle, lo leí, pero lo del reportaje del domingo es inaudito. Ojalá que quienes entienden de café lo estudiaran a fondo para que comprobaran que no es un juicio sobre la caficultura; es un prejuicio. Él tiene, por cualquier razón, unas ideas metidas en la cabeza y nos las recita aquí. No. Aquí el problema no es si hay una crisis. Claro que la hay, nadie la niega, que Colombia ha perdido participación en el mercado mundial, en fin, todas las desdichas que sabemos sobre el café. No, el problema es cómo se va a resolver. Según la propuesta que nos hace el doctor Echavarría, entregándoles los cafeteros amarrados de manos y de pies a los intermediarios privados, a las trasnacionales, en buena medida los causantes del problema.

Cómo así que no es un factor de consideración en la crisis lo que ha pasado con los precios internacionales desde que le aplicaron el neoliberalismo al café, el libre comercio. Algunos lo advertimos desde hace 25 años. Unos dijeron, roto el Pacto del Café, viene la felicidad para los cultivadores. Otros dijimos, no, lo que se avecina es un desastre. Pues eso tiene que ser parte del análisis.

Entonces, simplemente, aprovechar que no han llegado los demás funcionarios citados para adelantar este comentario e insistir en que ojalá podamos hacer cuanto antes el debate. Y ojalá con todo el detenimiento del caso y si el doctor Echavarría quiere venir, desde ya está invitado. Un análisis con todas las de la ley. Estoy insistiendo en él es porque me preocupa que se nos acabe el semestre. Estamos a final de mayo y ustedes saben que en junio aquí las cosas a veces se complican. Porque pienso que puede ser un poco tarde dejarlo para agosto o para julio.

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio