Inicio > Pronunciamientos de Organizaciones Sociales > 1° de mayo 2015. Por paz y contra el plan nacional de desarrollo. Viva la movilización y el (...)

de mayo 2015. Por paz y contra el plan nacional de desarrollo. Viva la movilización y el paro

Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Bogotá, abril 30 de 2015

El magisterio colombiano, con el portentoso paro nacional indefinido orientado por Fecode, engalana hoy la conmemoración del día internacional de la clase obrera, en este marco de lucha y movilización sin precedentes, los trabajadores colombianos rendimos homenaje a los mártires de Chicago. A pesar del tiempo que ha pasado desde el 1° de mayo de 1886, hoy se vive con mayor crudeza las paupérrimas condiciones laborales que la clase obrera de esa fecha sufría y contra las cuales luchaba. En el mundo se acrecienta la mayor dominación del capital financiero imperialista y las multinacionales, especialmente norteamericanas, sobre la base de la extracción de riquezas de las naciones bajo su control y el sometimiento a los trabajadores del orbe a condiciones de trabajo que rayan en lo infrahumano. Todo arropado con el manto del libre comercio, la competitividad, el neoliberalismo y un sinnúmero de palabrejas acuñadas para engañar y sobreexplotar.

La decisión de los mandamases universales es descargar sobre los trabajadores y el pueblo las consecuencias de la crisis económica. El FMI, el BM, el BCE, la OCDE, todas a una aplican las recetas centenarias de disminución de los ingresos de los trabajadores, nuevos y mayores impuestos sobre las clases medias y los trabajadores, recortes en los derechos que los estados deben garantizarle a la mayoría de la población con la consabida privatización de la economía. Muerte de inmigrantes africanos hacia Europa, estrangulamiento de países como Grecia, rebajas de salarios y pensiones en el viejo continente, extenuante jornadas laborales en las maquilas en Asia, garrote y bala a negros e inmigrante en USA, reformas laborales regresivas en la mayoría de los países, negación de las libertades sindicales, tratados de libre comercio, avasallamiento de la soberanía de naciones por parte de los Estados Unidos, abaratamiento de la mano de obra por doquier de manera legal o ilegal es el panorama que se observa en el mundo.

En Colombia la crisis económica, producto de la aplicación por más de 25 años de neoliberalismo, está dejando consecuencias fatales para la nación y los trabajadores. El gobierno de Santos en su segundo mandato ha profundizado el recorte de los derechos de los trabajadores y facilitado el pillaje del capital extranjero y las multinacionales. Santos es un avezado maestro del neoliberalismo, fue ministro de Comercio Exterior de Cesar Gaviria, de Hacienda de Andrés Pastrana, de Defensa de Álvaro Uribe, elegido presidente de la mano de Uribe; concentra en su persona la esencia de las políticas que han puesto en crisis a la Nación. El Plan Nacional de Desarrollo en trámite en el Congreso de la República contiene las medidas que el presidente Santos y los partidos de la oligarquía colombiana, Unidad Nacional y Centro Democrático, necesitan para satisfacer las exigencias de la OCDE que lideran los Estados Unidos y la Unión Europea, esa es la pretensión que corona el carácter antinacional del actual gobierno a parte de las medidas de reformas laboral, pensional, tributaria, salud, educación, servicios públicos, medio ambiente, minería, aguas, transporte, infraestructura, televisión, cultura, tierras, justicia, espectro electromagnético, territorios, en fin todo, absolutamente todo en favor de los monopolios.

Los trabajadores estatales y en especial el magisterio colombiano liderado por FECODE, libran hoy una crucial batalla con el gobierno de Santos. Fecode y los sindicatos estatales presentaron pliegos el 26 de febrero, consignando reivindicaciones elementales como el aumento salarial, las definiciones de las plantas de personal, la formalización laboral, la nivelación de los salarios de los maestros, un sistema de ascenso sin ningún tipo de evaluación y solución al mal servicio de salud. Los maestros llevan adelante su portentoso paro nacional indefinido iniciado el pasado 22 de abril, después de haber agotado dos meses de negociación infructuosa. El paro ha sido exitoso, grandes movilizaciones como nunca antes, actividades por doquier y férrea voluntad de conseguir un acuerdo favorable al gremio y a la educación pública, todo a pesar de la actitud desafiante de Santos y su Ministra de Educación. La nación entera ha dado su respaldo a esta justa lucha, la opinión está del lado del magisterio, exigimos solución inmediata a los pliegos estatales y del magisterio. La situación laboral y sindical se mantiene en circunstancias muy precarias. Informalidad, persecución sindical, violencia e impunidad. Destacamos la huelga en Cerromatoso, por la jornada laboral de ocho horas, la misma de los mártires de Chicago; la protesta de la USO, por el despido hecho por Ecopetrol del Vicepresidente Nacional Edwin Palma Egea y del despido de los 600 trabajadores del Instituto Colombiano del Petróleo, ICP; la liquidación del sindicato en Productos Ramo, por el despido “voluntario” de sus 126 afiliados, déficit de las universidades pública y crisis de la salud.

Las CUT, respalda de manera decidida el proceso de paz en Colombia y exigimos cuanto antes un acuerdo entre el gobierno y las Farc en la mesa de la Habana, y también se negocie con el ELN y el EPL un acuerdo que le ponga punto final al conflicto armado y otorgue todas las garantías y los derechos que permitan la paz duradera. Este anhelo de paz de los trabajadores y el pueblo es una necesidad para que en Colombia prime la lucha democrática, colocando las reclamaciones y protestas de los pobladores en condiciones de no estigmatización a que tantas veces nos hemos visto sometidos por los gobiernos de turno. De lograrse, será una oportunidad para que la clase obrera y los sectores democráticos y progresistas podamos avanzar en la conquista de gobiernos alternativos.

Propugnamos porque en Colombia el movimiento sindical haga honor a los mártires de Chicago, quienes ofrendaron su vida por la causa de los desposeídos, que su sacrificio sea tomado como ejemplo para exigir de los patronos y del Gobierno el respeto a las libertades sindicales de asociación, negociación colectiva y huelga, tan maltratados por el actual Gobierno. Reafirmamos la línea de conducta de un sindicalismo independiente del control oficial y al servicio de los trabajadores. No se compadece que organizaciones de los trabajadores en democracia se comporten como voceros de intereses extraños a ellos. Unidad con los trabajadores e independencia frente a los patronos y el gobierno. Hoy más que nunca necesitamos forjar la más amplia unidad de todos los que batallamos por una Colombia en paz, libre y soberana, condición necesaria para gozar de plenos derechos laborales y condiciones de vida y de trabajo acordes con el descomunal aporte de riqueza que los trabajadores hacemos a nivel nacional y mundial.

Que las grandes movilizaciones que realizamos hoy en todos los rincones del país, se conviertan en un espaldarazo más que merecido a esos cientos de miles de maestros que se juegan el futuro de sus condiciones de trabajo y de la educación pública. Le notificamos al gobierno nacional que toda la clase obrera y el país en general, rodeará sin vacilación alguna a la federación colombiana de trabajadores de la educación y junto al magisterio multiplicaremos las acciones del paro, hasta cuando sea necesario, seguros que la victoria acompañará a quienes han decidido utilizar la herramienta de la huelga para conquistar sus derechos.

VIVA EL PARO NACIONAL INDEFINIDO DEL MAGISTERIO COLOMBIANO.

VIVA EL PRIMERO DE MAYO DÍA INTERNACIONAL DE LA CLASE OBRERA

POLO DEMOCRATICO ALTERNATIVO
Siga a Jorge Enrique Robledo en Twitter
  • Imágenes
  • Videos
  • Audios
  • Todas
  • Todos
  • Todos

  • Suscríbase a la lista del PDA-MOIR

    Comunidades del MOIR

    POR LA SOBERANIA, EL TRABAJO Y LA PRODUCCION ¡RESISTENCIA CIVIL!
    Sede Nacional : Carrera 24 No. 27-25 Bogotá Colombia - Teléfono: (57 1) 245 7126.

    Seguir la vida del sitio